lunes, 9 de febrero de 2015

Pretenden asustarnos los que tienen miedo


Al mismo tiempo que las encuestas ponen de manifiesto  el incremento de la opción Podemos de cara a próximas elecciones,  se incrementan las opiniones contrarias a la formación y su programa,  aunque este por ahora no se conozca.

No importa, se trata de manifestar desconfianza de quienes hasta hace poco se escarnecía  con un apodo despectivo:  “perro-flautas”, “populistas”, “filo terroristas”.

Es fácil para el portavoz de un partido de gobierno responsable de una deuda impagable, un paro irracional y la marcha de una generación de jóvenes cualificados, comunicar con desparpajo y sin vergüenza cualquier consigna.

Los cómplices por acción u omisión de la ruina del país,  los mismos que pagan a los colegas, por su silencio,  evitando eso que llaman” tirar de la manta”, los que ponen palos en las ruedas de la justicia para defenderlos, esos golfos que  para desviar la atención de pagos en diferido y sobre-sueldos, son capaces de decir cualquier chorrada, a esa tropa le da lo mismo, pues el gurú anuncia, refiriéndose a los “próvida” o “víctimas del terrorismo”, que  a la hora de la verdad, votaran al PP. Su voto arrodillado, saben que no les cuestiona ni les falla.

Bandoleros impunes,  esquivan la cárcel, gracias a las gestiones del poder, no son conscientes de que los champiñones brotan en el estiércol, y aquí, en este país descapitalizado, progresa la ilusión del pueblo en el deseo de “PODER” higienizar tanto excremento.

Y, ante esta situación nace su problema; pánico de los apoltronados, de los asesores y chupones designados a dedo, pavor ante la posibilidad de una justicia seria y responsable, temblor a que se aclare el patriotismo del dinero, horror ante la posibilidad de que una educación pública de calidad e  igualitaria, permita un futuro sin estas castas que por ahora, están dedicadas a apropiarse de la riqueza y repartir miseria.

7 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Pues así es, lo has definido muy bien, esta es la situación política de este país.

    ResponderEliminar
  3. Confío en que las opiniones de muchos que no quitamos la riqueza nadie, pero que no nos gustaría que gobernara Podemos, te parezcan tan legítimas y democráticas como las tuyas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Yo desconozco el programa de Podemos, igual que el de PP y PSOE. La legitimidad democratica es incuestionable. Se cuestiona la utilización del poder, por ejemplo para protegerse de la justicia, conscientes de sus tropelías. Lo de Bankia, por ejemplo sin nadie en la cárcel, parece raro, pero hay que respetar el proceso y se respeta. Otra cosa es que gobierne Podemos u otros, el poder no pueda poner palos en la rueda de la justicia y las cosas se aclaren en tiempo y forma. No estoy seguro de ver a Podemos en el gobierno, pero la legitimidad se gana en democracia y se respeta. Las opiniones, incluidas las de este paleto, respetables igual que las de quien quiere otras ideas

    ResponderEliminar
  5. Y lo malo de esta situación contra Podemos es que ha calado el mensaje y ya se escuchan voces de izquierdas (sin militar en ningún partido) lanzando las consignas de los peperos sin vergüenza.
    No tenemos arreglo amigo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. ¿Pero, cuándo alguien usa el poder para atacar políticamente a otros con los medios de Hacienda y sacar a relucir algo, actuando así en su beneficio, no se llama prevaricar? ¿No prevarica entonces Montoro empleando todas esas armas en favor de su partido, estando, además en el poder y teniéndolo a mano?
    ¿Pero tanto se escandalizan o lo intentan con todo eso cuando Monedero actúa con dinero ganado por él y no de los suyos propios que roban y han robado ya no digo dinero propio escondido, si no público del trabajo de otros?
    ¿Acaso un grano de arena a estos les basta para tapar lo suyo o hacerse ahora los buenos cuándo han robado y nunca declarado cantidades de dinero mucho mayores y que además era de trabajos que no les eran propios?

    Me parece que por haber no sólo hay cara en todo esto, hipocresía basada en falacias con las que religiosamente, poco a poco, vuelven a ganar adeptos, tontos serviles, sirvientes y lameculos ignorantes que una vez los tengan en el bote, de aquí a cuatro años más el país está vendido en manos privadas. Pensiones quebradas porque ellos quieren, trabajos públicos porque desean quedarse con sus funciones, y una sanidad que les daría pingües beneficios con los que hipotecar lo más importante, la salud y la vida de todo un pueblo y por lo tanto difícilmente que lleguemos a cobrar unas pensiones cada vez más raquíticas. Unos mentirosos y unos hijos de puta los que actúan así que bajo premisas falsas tienden puentes para su confort.
    fagocitar una nación o varías es fácil sólo hay que ser un ruin supersticioso y creer que con echar un llanto ya son buenos.
    Cuánto ignorante hay en las sociedades prendidas a las religiones que apoyadas por políticos con intereses en esas mismas viven cómo dios, con la misma mentira.
    Tienen tanto miedo de Podemos que han hecho como hacen los yanquis, buscar y hurgar si han cometido orgías, del tipo que sean, para que los cabezas de chorlito que tienen por sirvientes les sigan botando todo porque piensan que prefieren malo conocido que por conocer tal vez el nuevo no lo fuera pero por si acaso mejor que los que están los machaquen.
    Ya veremos si el pobre tendrá, con el tiempo, que volver a recurrir a los mismos recursos de siempre para recuperar la libertad a esta esclavitud.

    Y mientras, la Iglesia enriqueciéndose y sus curas viviendo como funcionarios, tanto Montoro amenazando con unos mecanismos de todos para meterles miedo. Eso es prevaricación.

    ResponderEliminar
  7. Cada vez que dices la palabra IMPOSIBLE, estas palabras sólo se obstaculizaría ves un milagro para el éxito

    ResponderEliminar