domingo, 22 de febrero de 2015

España en manos de la gaviota reidora

gaviota reidora 

La claridad de las cuentas de Monedero  es un problema personal de un profesor universitario, que con sus conocimientos  de análisis social,  parece preocupante no supiera que sus actos serían utilizados  como arma de destrucción.

Las consecuencias las está pagando el colectivo que despierta con la ilusión de que PODEMOS  conseguir una sociedad más justa, capaz de atender sus necesidades sociales y erradicar el despilfarro y la corrupción instalados de mano de quienes han gestionado lo público, para su propio beneficio.

Hablar de corrupción resulta cansino, la enfermedad la conocemos todos, y también la impunidad que disfrutan.  Los beneficiados de sobres y prebendas son los mismos que gobiernan, de forma que tienen la sartén por el mango para, acomodar sus intereses a la justicia, y negociar el uso y posición de la manta que les tapa y protege. 

Sí no tiras de la manta, quedamos todos arropados y,  en consecuencia puedes ir  a esquiar y disfrutar en Baqueira Beret de ese palacete de invierno pagado con dinero de la caja B y ahora, supuestamente   embargado.

La situación debería ser de otra,  pero la clave está  en la responsabilidad del partido socialista, que  desde el gobierno o  la oposición, se ha dejado llevar.  Los fachosos del PSOE, han renunciado a la  identidad Socialista del partido en cuanto al compromiso ideológico,  desatendiendo la defensa de los intereses y necesidades del Obrero en lo esencial del día a día. Eso sí, ellos con el riñón cubierto.

La situación que ahora vive el partido en Madrid debería avergonzar a esa corte de apoltronados de la que es ejemplo Felipe González,  cada vez más señorito andaluz, y otros  beneficiados de la puerta giratoria.

Tener que recurrir  a  una persona no afiliada al PSOE  como es Angel Gabilondo, independientemente de su valía, para presentar  candidato  en las próximas elecciones de la Comunidad Autónoma de Madrid, pone de manifiesto las carencias del partido respecto a cuadros de presente y futuro.

No es de recibo que los elegidos como representantes en el parlamento, estén escondidos  para evitar quemarse. El Socialismo es trasgresión, motor de progreso, compromiso, vergüenza y, todo esto es lo que le falta a la mayoría de  quienes en la actual legislatura fueron votados para trabajar por la defensa de unos principios tan elementales como los que representan las iniciales de su partido.

¿Se puede cambiar?. Sin lugar a dudas, claro que se puede, pero no demonizando a quienes se muestran animados por  otras iniciativas que tratan de ocupar un espacio que  ellos se han dejado arrebatar, por falta de compromiso.

Frente a esto está la filosofía que resume su compromiso  en  “hacen las cosas como dios manda",  las sotanas para disimular la proyección del miedo y la mentira recurrente.

El  Gobierno inductor de esta forma de adoctrinamiento cuenta con los votos de unos seguidores fieles e inamovibles, que víctimas del desasosiego y la turbación de mensajes apocalípticos, les permitieran seguir manejando los  asuntos para beneficio personal.

7 comentarios:

  1. Muy bueno, Pinto; lo cual no es novedad, como siempre. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen resumen del momento actual. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. El precio para el éxito es un trabajo duro, dedicación y determinación que hemos estado dando nuestro mejor esfuerzo para nuestro trabajo.

    ResponderEliminar
  4. espera visitar su blog, me dieron información útil y ampliar mis conocimientos. Espero tu blog siempre puede proporcionar información adecuada. Gracias, deseamos todo el éxito

    ResponderEliminar
  5. Cuando haces algo, hazlo siempre con un alto nivel de entusiasmo y de todo corazón. buena suerte

    ResponderEliminar
  6. Hábitos como quejarse sólo gastar tiempo y energía. No va a cambiar a ti mismo para mejor

    ResponderEliminar