jueves, 25 de octubre de 2012

La abstención no aporta nada.



Zapatero se marcho  dejando que los del enredo económico, Alfredo Sáenz , Botín, Rato, Albertos... se fueran de rositas, posiblemente para pagar alguna deuda.

 Ahora nos enteramos que un tal José Luis Cuervo Calvo,  abogado detenido en la 'operación Emperador' contra las mafias chinas, fue indultado en octubre 2007 después de haber sido condenado a cuatro años y medio de cárcel por varios delitos económicos.

Todo esto mientras los OBREROS  padecían la perdida de logros sociales y derechos laborales. Lógico que la sociedad colocara al PSOE donde está. No se puede pertenecer a una casta política aliada y protectora de los intereses de  la burguesía y pretender llamarse socialista.

Ahora se habla de reflexión, tiene gracia, un partido progresista que debiera estar trabajando permanentemente  sobre los problemas sociales para buscar soluciones adecuadas, ahora quiere reflexionar, pero ¿quién?, ¿cómo?, ¿dónde?.

Sí olvidaron su compromiso, antes deberían dar explicaciones y depurar la responsabilidad de los gestores dedicados a cuidar sus vergüenzas (veremos que aparece de ahora en adelante), mientras la sociedad proclamaba sus necesidades en la calle sin otra respuesta que la del ninguneo, los palos y el incremento de  recortes.

El ciudadano perplejo y los pretendidos líderes jugando junto a sus mecenas mediáticos por el liderazgo del abandono. Rubalcaba,  Chacón, dos exministros disputando la nada, pues nada tiene quien es incapaz de proponer un programa para debate con respuestas ajustadas a las necesidades de la calle.

La abstención lamentablemente no soluciona nada y la respuesta de la izquierda no tiene eco,  sin líder, sin programa, sin la empatía social necesaria, la izquierda dividida contempla a parados y trabajadores en el peor de los escenarios posibles.

Proponer en estas condiciones una huelga, como ya se vio tras la anterior convocatoria, es  una propuesta incongruente, propia de unos sindicatos torpes e ineficaces dispuestos a dejar al ciudadano a los pies de los caballos. Una huelga general se convoca con una propuesta para ganarla. Para lavarse la cara los sindicalistas ineptos, tienen el bidé.

La izquierda progresista que espera aliarse tras unas elecciones, (tremendo lo de Extremadura) tiene la obligación de dialogar antes, para  precisar las necesidades de una sociedad que agoniza, analizar y debatir las propuestas aplicables, proponer los medios para realizar y fijar en un programa.

Los problemas están en la calle, los causantes también y, lamentablemente la división protege a esos delincuentes y encubridores interesados en reflotar sus excesos con un rescate para ellos, pagado por el pueblo.

En Galicia está la demostración, ni la división, ni la abstención sirven para nada. Si el PP no tuviera mayoría ahora se estaría hablando de pactos, los que hay que consolidar antes, ejerciendo la responsabilidad democrática de  dar al pueblo alternativas políticas, económicas y sociales a una crisis creada, fomentada y gestionada por una clase social  antagonista a las necesidades naturales de los más desfavorecidos.

7 comentarios:

  1. Como siempre, muy interesante tu aportación.
    Lo de que "todos los partidos son iguales" me ha repateado el hígado desde que lo oí por primera vez, pero en este caso, ya no es un bipartidismo, sino una pólitica bicéfala.
    Hay quien dice que ahí tenemos a IU para votar, otros que a ver si alguien se da cuenta de que los votos en blanco y la abstención dicen algo...
    Yo me quiero ir de este planeta. No puedo coordinar correctamente. Igual estoy enferma.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. pero eso a los que se abstienen, asi se pierden las elecciones...¿ cuantos minipartidos hay? cien, mil, 5000, no sabemos ser spolidarios, la izquierda en general nos tiramos al suelo a llorar, pero no votamos, si queremos echar a quien no nos quiere vota ostia, al menos con los otros se hablaba, con el PP, ni de coña, y con los miles de partidillos tampoco, en Alemania a los verdes nadie daba un duro por ellos, ahora gobiernan, los españoles no valemos para ser de izquierda, con el SI SEÑORITO NOS SOBRA, agamos auto critica, y de paso demonos cuenta que por malo que sea un partido de izquierdas siempre sera mejor que uno corrupto de derechas, y encima gracuias al movimiento les dimos el poder al pp, A VER SI NOS ESPABILAMOS.









    ResponderEliminar
  3. Magnífico post, como siempre.

    La abstención no es la solución, eso lo ve el más inepto, pero entonces, ¿cuál es la solución? Porque hay tantos partidos que la separación de millones de votos en diferentes grupos hace que se pierda y que ganen los de siempre PPSOE.

    Como en la guerra civil, la derecha gana "gracias" a las guerras de la izquierda.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Siempre ganan los corruptos que además disponen de los medios de comunicación y de manipulación. Convocar una protesta para pedir que no se vote a nadie, no sirve para nada o solo sirve para recibir las porras de los policias. Debemos dirigir los esfuerzos para que se configuren y se concentren las fuerzas sociales, que se larguen todos los que han montado este desaguisado y se constituyan unas estructuras políticas dignas que puedan ser votadas. La abstención sólo sirve para que se perpetuen los chorizos.
    Ya sabemos que la diversificación de la izquierda es un mal endémico, pero ahora hay que dejar a un lado los personalismos y concentrar los esfuerzos y todos nosotros debemos exigirlo con nuestros medios, que ahora son más poetentes que nunca y que hay mucha gente de buena voluntad que quiere salirse de esta.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo con todos vosotros, creo que hay que unirse la izquierda, lo mismo que hizo la derecha, y todos los dirigentes que ahora mismo hay dentro del psoe, son los mismos que estaban con ZP no sirven, no se confia en ellos, que salga salvia nueva como el Alcalde de Toledo o Eduardo Madina, que no tienen nada que ver con lo anterior, y pueden decir lo que piensan sin que nadie les eche en cara que porque no lo han hecho antes.
    Por cierto impuesto a las grandes fortunas YA

    ResponderEliminar
  6. ¡¡No por favor, Anónimo, no!! ¡¡El alcalde de Toledo, no, por favor, por favor!!
    No te acuerdes del alcalde de Toledo (Emiliano García Page), que ese es un gran meapilas. ¡¡Menudo izquierdoso peligroso!!
    Mejor sería que propusieras a alguno de la UCD (sí, sí, la unión de centro democrático, o sea, la derecha menos agreste que los del PP).

    El Pinto, sintonizo mucho con este artículo tuyo, perooooo.... ¡¡es tan difícil ser de izquierdas...!!
    Las izquierdas, parece que llevan en su esencia ir atomizadas a las elecciones, a las opiniones, a los hechos y a todo.
    ¡Fíjate!, hasta un simple alcalde actual de Toledo, les parecerá idóneo a algunos para sacar al PsoE de Málaga y meterle en Malagón.
    ¡¡¡Ay, señor, señor!!!

    Salú, república y socialismo,

    ResponderEliminar
  7. Si queremos que gane la izquierda, o algo similar, no podemos ser tan puristas ni tan moralistas. Veo siempre un legítimo ansia de perfección ética, ideológica y moral en los críticos internos de la izquierda, que es loable pero nada práctico para ganar esta guerra. Para ganar al PP se necesita una plataforma de acuerdo entre PSOE,IU,Verdes y Nacionalistas de izquierda como Die Linke en Alemania ó Bloco de esquerda en Portugal.Todos sabemos que el SOE es un partido vendido al Gran Capital, pero es la opción menos mala, junto con IU, o por lo menos, no tan radical ideologicamente como el PP. España es lo que es, no le pidamos por ahora que sea Suecia. Hay mucho por hacer, estamos muy atrasados y esto no se va a arreglar ni en una generación. Empecemos por echar al PP del poder y después hablamos de revoluciones.

    ResponderEliminar