sábado, 6 de octubre de 2012

El ácrata y los imbeciles


Contra la opinión del juez Pedraz han saltado los demócratas de salón, butaca y pinchos como fieras. Nada peor que aludir a lo que en la calle es un clamor, la baja categoría de los políticos asentados en sus poltronas,  actuando como agencia de colocación de familiares y amigos.

Dan pena esos politicuchos que en lugar de analizar su compromiso,  descalifican sin aclarar la razón perdida con manifestaciones  tales como: “contra peor España, mejor, que ya lo arreglaremos nosotros (PP)” o el rotundo “que se jodan” dirigido a los parados.

Desde el pijerío llaman pijo al juez, añadiendo un «ácrata» que pretenden suene como el peor de los truenos. «ACRATA» utilizado para calificar de: ¿librepensador?, ¿anarquista?, ¿inconformista?, ¿perturbador?, ¿subversivo?. Quizás todos juntos, pero lo cierto es que la afirmación referida a la “decadencia de la denominada clase política", si contiene un problema es el de que la verdad, no tiene remedio.

Se entiende el desasosiego de los políticos que por sentirse afectados claman doloridos, pero lo triste es que el pueblo está en manos de unos imbeciles políticamente ineficaces e intelectualmente nulos, todo un drama que los ciudadanos  viven y sienten en sus propias carnes.

Lo del secretario de Formación del PSOE y portavoz socialista en la Comisión de Fomento del Congreso, Rafael Simancas es caso aparte, acojonado e ineficaz,  responsable de que su partido se cubriera de mierda dejando la Comunidad de Madrid en manos del PP de Esperanza Aguirre, motor del mangoneo de Caja Madrid con las consecuencias que ahora toca pagar, resulta que sigue sin enterarse de las miserias y tristeza de su partido, su banal papel en la oposición y la triste realidad proclamada por el juez: " la decadencia de la denominada clase política".

Este personaje de chiste apellidado Simancas, que posiblemente nunca imaginaría que con tan poco recorrido pudiera llegar a suelo tan alto, en lugar proclamar la necesidad social de aclarar el golpe “Tamayazo” que hundió al PSOE y a quienes confiaban en sus 100 años de honradez en Madrid, en lugar de enterarse de la realidad de la calle y defender la «O» de su partido, dice de  mirar en espejos.

Algunos  si fueran capaces de mirarse en un espejo sentirían asquito, por tipos como este muchos gritan en la calle “PP y PSOE la misma mierda es”.

2 comentarios:

  1. A los amigos que me dicen que no son lo mismo siempre les respondo igual.

    No son lo mismo, pero se parecen tanto.... Y además el P$O€ parece que lucha por igualarse, si no no se entienden ciertas actuaciones de muchos "socialistas".

    ResponderEliminar
  2. Para que rime bien, para que la frase tenga más eufonía, lo correcto sería:
    "PsoE y PP la misma miera es".
    Por lo demás, en total acuerdo. ¡¡Aupa!!

    Saludos,

    ResponderEliminar