lunes, 17 de septiembre de 2012

A sueldo de «Espe»

Javier López pregunta, Hermann Tertsch ríe 

Te doy un sueldo indecente y maquina lo que quieras para mantener desde la televisión autonómica y los satélites digitales de la presidenta del Tamayazo, las mamandurrias de turno. 

Algunos dirán que en otros lugares se hace lo mismo, pero en Madrid, donde habito, la desvergüenza es escatológica, un ejemplo que con la llegada del PP al gobierno, se traslada a una RTVE, que día a día deja de ser de todos para quedar en manos de conspiradores sin escrúpulos. 


A los de la peña puede vérseles tirando de cadenas de TDT con una lamentable descompostura, participando en pachangas con menos luces que una charlotada del platanito, bien pagados, eso si, en algunos casos con cheques regalo de unos grandes almacenes, sin IVA ni IRPF. 


Se trata de puro patriotismo el de estos currantillos, acomodados en las cloacas pero aseaditos cuando aparecen en antena. La chusma en cuestión contra más cara muestra, más se llena los mofletes y, les da lo mismo defender al bien vestido de Valencia, que a la bien paga manchega. 


La crisis, los parados y los problemas sociales, a estos, les importa lo mismo que a la del “que se jodan”. Recientemente en un debate de esos que amenizan la parrilla, el tal Hermann Tertsch, (cuenta la enciclopedia Wikipedia) primo de Ana Palacio, en su juventud miembro del Partido Comunista de Euskadi, en la actualidad miembro del Foro de Ermua y colaborador del “Diario de la noche” de Telemadrid, recriminaba a un sindicalista participante en la tertulia, que cobraban ayudas del gobierno. 


Javier López secretario general de CCOO de Madrid y Arturo Fernández, presidente de la patronal madrileña, aseguraron que ni empresarios ni sindicatos reciben ayudas de la Comunidad. Dado que el chaquetero petimetre, reía a carcajadas, López espetó “¿Hermann, di cuánto te pagan cada noche por esa charleta que das?. ¿500 euros has dicho?”. 

El patético columnista, famosillo por intentar montar una conspiración política tras haber recibido unas cuantas hostias regaladas por un empresario de ocio nocturno, cuando afectado por el alcohol, pretendía buscar consuelo en la mujer del empresario, continuaba con su risa feliz, mientras el sindicalista anunciaba que por culpa de esos salarios abusivos van a cerrar Telemadrid.


Al tiempo que disfrutan con las mamandurrias de su patrocinadora, Doña Esperanza, este y la tropa de indecentes sin otra ideología que la del dinero, se ríen de los problema  del pueblo que los padece,  y es que ganando  «Espe», a ellos la crisis como que les resbala.

6 comentarios:

  1. Sí, pero ahora Telemadrid o Teleespe, como también es conocida, se vende por cuatro euros a un grupo ligado ¿a quién?, pues a Dolores (de) Cospedal, la emperatriz de la Mancha, y así todo queda en casa, comisiones por aquí y por allí y las mamandurrias de Telespe pasan a TVE o TelePepe.
    Saludos, y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Carlos, eso parece, liquidación de trabajadores para vender a quien?, a sus aduladores, sin cargas. Negocio redondo que pagamos los ciudadanos de la comunidad, algo parecido pasará en otros comunidades con esas TV insoportables. Una abrazo

    ResponderEliminar
  3. La marcha de Dª. Espe es una buena noticia para todos los madrileños, pero como ya hizo su padre (ideológicamente hablando), deja todo atado y bien atado.

    Y este caradura es un claro ejemplo de ello.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. El comentario es anterior a su dimisión. Es de suponer su propósito de atar, pero está señora beneficiada del golpe de Tamayo, tiene su catalogo fascista agotado.

    ResponderEliminar
  5. El juego es claro, desmontar lo público para venderlo a los amiguetes y afanarse la propiedad de la ciudadanía desde el ejercicio del poder.
    Saludos

    ResponderEliminar