domingo, 20 de mayo de 2012

El truhán y el charlatán, mintiendo ganan el pan

 Esperanza, desenfrenada libertina

Dice el diccionario de «Esperanza» :“estado del ánimo en el cual se nos presenta como posible lo que deseamos” y, como las relaciones humanas se dan en un ambiente social organizado, familia, grupo, comunidad, que han desarrollado técnicas, reglas y valores significativos para las relaciones humanas, la psicología social, puede manipular la percepción de un suceso, llegando a determinar tanto el interés por un acontecimiento, como su forma de percibir, pensar, sentir, desear y actuar, con relación al acontecimiento.
En el pueblo, dicen mis compadres avispados que “el truhán y el charlatán, mintiendo ganan el pan”. Una manera sencilla de manifestar la percepción de que mediante el manejo de estímulos, podemos llegar a creernos como ciertos los inventos de otros, por muy rastreros que sean estos.
Se entiende el interés de los gobernantes en ser dueños de la comunicación, para acomodar esta a sus intereses, escamoteando la información de lo que «es», por la opinión interesada de lo que «gustaría que fuera. 
En la sociedad española, uno de los ejemplos de manipulación más repugnantes se encuentra en el tratamiento de los sucesos ocurridos el 11 M. De forma deliberada se inventan motivos para intentar modificar el origen de un acontecimiento, y distraer la responsabilidad atribuible a quienes por sus acciones pudieran culparse y, lo más triste, intervienen sin importar dar la espalda a lo esencial, el resultado fatal del suceso. 
Los inventores de esta teoría no puede extrañarnos que estén en el entorno de doña Esperanza Aguirre, mostrándose en Tele Madrid, la televisión pública de la Comunidad, ejemplo de lo que el gobierno de Mariano Rajoy quiere implantar en RTVE, para controlar la información de los acontecimientos venideros y, en función de los factores y sus causas, atribuir a quien convengan según los intereses del Partido Popular. 
Cierto que hasta ahora, a la desenfrenada libertina Esperanza Aguirre, sus actitudes han consentido ver cumplir sus expectativas, consiguiendo sus deseos, pero la teoría de responsabilizar a otros de sus culpas, se desmorona. 
Al ponerse manifiesto que las comunidades de Valencia, Castilla León y Madrid, gestionadas por el PP, desde la manipulación más obscena, han mentido al gobierno de España y sus ciudadanos, al ocultar la realidad de sus cuentas, para falsificar las cifras del déficit, (resulta que las facturas escondidas estaban en sus cajones), los paisanos, poniendo de manifiesto que no todo el mundo es tonto dicen: “el truhán y el charlatán, mintiendo ganan el pan”. 

3 comentarios:

  1. Desconocía este dicho.

    Buen día. Buen texto: PAQUITA

    ResponderEliminar
  2. Menuda pareja de "pájaros" que has elegido, jejeje

    Pobre España, que triste destino.

    Un saludo, amigo.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y qué más da? A la gente ya le va bien que salgan estos caraduras. Cuando nos mienten a la cara les aplaudimos y pedimos más. En todo caso, bueno es recordarlo.
    http://lashuellasdelabestia.blogspot.com.es/2012/05/el-voto-del-paleto-por-quique-castro.html

    ResponderEliminar