lunes, 30 de abril de 2012

Las vergüenzas de Soraya


Un cuento chino como argumento y, a reír

Mientras El New York Times, explica en un editorial que el nivel de deuda de España es más bajo comparado con el resto de países, pues nuestro problema se centra en la deuda privada, motivo por el que el gobierno apoya a sus bancos debilitados tras estallar la burbuja inmobiliaria y, el FMI alerta sobre la morosidad oculta de la banca española, Soraya Sáenz de Santamaría mano derecha Mariano Rajoy, (de la izquierda nada se conoce), trata de justificar la incompetencia de su partido con un: “a mí me daría vergüenza salir de casa”, en referencia a la herencia recibida.

Esta politica inteligente, según dicen, pues opositó con éxito, posiblemente capaz de aprenderse el Quijote de memoria, resulta incapaz de dar explicaciones si no han escrito el argumentarlo. Expresándose con muecas y aspavientos se autorretrata pero el resultado nada tiene que ver con su famoso posado, aparecido en El Mundo, una pena.

Soraya Sáenz de Santamaría mano derecha Mariano Rajoy, resulta incapaz de esclarecernos la puñalada de pícaro que su gobierno, con modales de trilero, aplica a la sociedad, medidas destinadas al pueblo amplificando las aplicadas por ZP, criticadas en su momento por su partido, con argumentos que dejaban claro que recortes y subida de impuestos eran nefastos para reactivar la economía y generar empleo.

Ayer, tenian claro en su partido y nos lo contaban los voceros del PP que incrementar impuestos comporta menores ingresos, más paro y más recortes en los presupuestos, todo un proceso destructivo que nos está tocando vivir, pero hoy, ¿qué ha cambiado en las leyes de la economía para empeñarse en hacer lo contrario de lo razonable?. Complicado exponer como de repente la gasolina con la que hasta ganar las elecciones no servía para apagar fuegos, ahora de repente, es la pócima maravillosa.

Hay que joderse, dicen mis paisanos, estos del PP, se empeñan en nadar contra corriente, ahora que en Europa empieza a reconocerse la necesidad de inversión pública y disminuir los criterios de austeridad, ellos aliados de los intereses de Angela Merkel, en vez de preocuparse de los nuestros.

Rajoy, su mano derecha, y sus ministros, no tienen ni puta idea sobre lo que conviene hacer, ni tampoco vergüenza, pero tienen una coartada inmejorable recurriendo a la “herencia” y el estribillo de que no “sabían nada”. ¿De que coño hablarán con Rato y otros eminentes gestores que no han informado sobre la morosidad oculta por las Cajas y Bancos, en quiebra por sus prestamos hipotecarios?. Curioso que nos lo cuenten, El New York Times y el FMI.

Cuando se carece de argumentos, no se tiene criterio propio, y falta honestidad, no queda otro remedio más que el de acudir al «cuento chino» y, algunos a este ejercicio consistente en engañar al ciudadano le llaman «talento», pero, ya dijo John F. Kennedy que “la conformidad es el carcelero de la libertad y la enemiga del crecimiento”, algo que no escapa a los mercados que, a diferencia del votante al que se miente, manipula, atemoriza y engaña, aparecen como verdadero problema.

La eficacia de los especuladores «mercados», frente a la zorrería de los políticos, a los que exigen esclarecer las cuentas de bancos y cajas, verdaderos responsables de una crisis internacional de dimensiones que en el PP, conocen y ocultan.

2 comentarios:

  1. Tienen mayoría absoluta, y cuando la derecha tiene esa mayoría actúan como son realmente. Machacando sin piedad a todo aquel que no sea de los suyos.

    Pero como vivimos en una "democracia", pues tienen que disimular, aunque sea solo un poquito, y no pueden reconocer que hacen lo que les sale de los h... y punto. Así que se inventan una excusa. "La herencia recibida", que ya suena a película de terror.

    El P$O€ dejó el país muy mal, creo que eso lo sabemos todos, pero si el PP no sabe corregir esa situación sin necesidad de echarle en cara al anterior gobierno lo mal que lo hizo (y por lo que ya ha pagado en las urnas), debería dejar paso libre a otro.

    Buen post, un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. LA COSA ES QUEJARSE COMO BUEN ESPAÑOL! DEJEMOS QUE LLEGUEN A MITAD DE LEGISLATURA POR LO MENOS Y LUEGO OPINAMOS!

    ResponderEliminar