lunes, 2 de abril de 2012

Hacen lo que decían era: "impresentable", "injusto" y "antisocial"



Los bomberos del PP, tratan de dar confianza al ciudadano aprobando las medidas que hasta hace poco consideraban inútiles. Así, mientras el candidato Rajoy prometía no abaratar el despido y aseguraba  que subir los impuestos no estaba entre sus planes, Cospedal recalcaba  la "paradoja" de que "a los que pagan impuestos se les suban" y "a los que no, se les perdonen" y Soraya remataba que lo que hacian los otros era " impresentable", "injusto" y "antisocial".

El estribillo de la canción ya se sabe: La culpa fue de  Z. Z . Z..., pero el problema puede leerse con  otra “Z”, la de ellos.

Son zainos (hipócritas, falsos, felones, desleales, traidores) de guante blanco, timadores de zacatín, (mercado, zoco) descarados y atrevidos, haciendo zafarrancho (limpieza, estrago) de carteras, zaheridores (vejador, mortificante) de una patria que quieren hacer zahúrda (pocilga, porqueriza) con adornos zalameros.  (pelotillero,  halagüeño)

Son zamacucos (lerdos, necios, bobos) que actúan con zorrería (cautela, astucia, disimulo) aprovechando la zambra (bulla, algarabía, jaleo, ruido) para zampar (comer, tragar, embuchar, devorar)  los derechos,  con aparente sensatez y manifiesta zampoña.  (necedad, patochada)

Han sido en la oposición una mezcla de zanguayos (indolente, bobalicón, necio) y zangandullos, (zángano, gandul, holgazán) llegados al poder sin menearse por las gracias de  un capullo, tiracuero de apellido, que haciéndose pasar por zocato, (izquierdo, zurdo) reveló las  actitudes  de un zascandil (mequetrefe, títere danzantezolocho (mentecato, torpe aturdido) derechamente reluciente.

Tenemos sin merecerlo en el gobierno una pandilla compuesta por zorrastrones, (pícaros, cautelosos, disimulados) taimados y mentirosos,  que  con meditada astucia, urden, traman  y hurtan a zulano, mengano, citano o perengano, el zurrón (bolsa, macuto, mochila) y la alegría.

Usando maneras  tan refinadas  dan el timo sin recurrir  siquiera al disimulo y,  encima con la  aquiescencia  zurriburri (vil, despreciable, truhán) de empresarios,  fiscales y zoquetes (parias)  despistados.

No les faltan eso si, a estos espantajos, apoyos en  medios de manipulación tan chabacanos como  sus zamborotudos (lerdos)  taragotes. 

Si hacen lo que decían era: "impresentable", "injusto" y "antisocial", ¿qué puede hacer el votante? 

2 comentarios:

  1. Han sido 100 dias de mentiras y recortes.
    Salud, República y Socialismo

    ResponderEliminar
  2. El votante es un zarrapastroso que se merece una zurra a zurriagazos por zoquete, y zombi.
    Saludos, y un abrazo.

    ResponderEliminar