lunes, 12 de marzo de 2012

Un día después del 11 M

Alguien tiene mala conciencia y, medios de comunicación repugnantes y sus fachas obscenos, no cesan en su deshonesto intento de conseguir que los incautos, mediante la repetición de la mentira duden.

Las víctimas no les importan nada, en su afán de sembrar incertidumbres han conseguido dividirlas, pues hay quienes mantienen la ilusión de escuchar lo contrario de lo juzgado y sentenciado, una realidad contraria a intereses conspirativos tan despreciables como miserables.

Ángel Acebes era ministro del Interior cuando se realizaron las primeras detenciones y, quien como ministro del Interior en funciones, a primeros del mes de abril explicó la muerte de cuatro terroristas islámicos, relacionados con los atentados del 11 de marzo, tras inmolarse en un piso de Leganés. Sería Acebes quien declaró, al explicar este suceso, que al hacerse estallar los terroristas cuando agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) intentaban acceder al piso en el que se encontraban, falleció un policía y 11 resultaron heridos.

El ministro en su condición de responsable de Interior del gobierno presidido por José María Aznar, ni en la comisión de investigación parlamentaria ni el juicio posterior a los procesados de los atentados, presentó prueba alguna que mostrara que el delito fuera o pudiera haber sido obra de otra organización distinta a la Islamista.

Pasan los años y los aliados mediáticos de la derecha altanera que no dudaron apoyar, a pesar de los riegos que la actitud conllevaba, la participación española en una guerra que el tiempo ha demostrado injusta, tratan de mantener la duda y la crispación.

George W. Bush y Tony Blair, dos de los protagonistas del célebre trío de las Azores, han reconocido su actuación improcedente y pedido perdón a la sociedad que representaban, mientras el tercer personaje, junto a los fundamentalistas de la derecha española, en su pretendido intento de justificarse, siguen mostrando su lado más patético y repugnante.

9 comentarios:

  1. No olvidan que tuvieron que salir a gorrazos por mentirosos y para ello se valen de todo lo que tienen a su alcance:la caverna mediática,el Fiscal General del "Gobierno" y una AVT que está más pendiente de intereses económicos que de su reconciliación consigo misma.

    Salud

    ResponderEliminar
  2. Amigo mío, Aznar no es de los que reconoce un error, por un motivo muy sencillo: ÉL se considera en posesión de la Única Verdad, y el resto nos equivocamos.
    El 11-M es una espina que tiene clavada en su ego y no se la puede quitar, por lo que no parará hasta conseguir encontrar (o crear) alguna prueba (ya que las dudas sí que las ha generado con ese par de patéticos personajes, como son Federico Jiménez Losantos y Pedro J.Ramírez)que demuestre que llevaba razón, de qué no lo sé, pero que la llevaba, seguro. Le he dedicado una entrada esta semana a él y "sus verdades".
    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Pero que problema hay para que se siga investigando para saber la verdad?. Por cierto porque no pide perdon tambien el zapatones por todos los que han caido en ambos bandos en la guerra de Afganistan, Ah claro se me olvidaba el color purpura del Sr. Pinto. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Pues no estaría mal que investiguen cuanto quieran y, a quienes mienten con animo de engañar ejerciendo su profesión de informadores, alguien les diga que no vale todo.La púrpura anónimo es cosa cardenalicia que dejo respetuosamente para quienes precisan el perdon divino, ya que de los humanos, pasan.

    ResponderEliminar
  5. Son unos impresentables sembrando la duda permenente. El caso es tan claro que hasta elnuevo fiscal general del estado ha tenido que reconocer que el 11M es un caso juzgado y cerrado.
    Y del machaca de las Azores, que decir. Tenían un tonto útil que no se va a retractar nunca.
    Salud, República y Socialismo

    ResponderEliminar
  6. Repugnante es la soberbia contínua de ese desgraciado con bigote. Y para más inri tenemos que ver la cara de su mujer a diario en las noticias.

    ResponderEliminar
  7. En investigas no hay ningún problema, el problema surge cuando de la investigación perpetua se quiere hacer una manta que cubra la verdad. Miente, Miente, Miente que algo queda

    Un saludo amigo
    PD: He retomado el blog (www.partidoutopico.blogspot.com) despues de una temporada de "impas"

    ResponderEliminar
  8. Spain is differnt.

    Asquerosamente diferente añadiría.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar