viernes, 18 de junio de 2010

ZP y Pedro J.Ramírez, en “Escenas de matrimonio”.


Entre los métodos que la psicología social, contempla para cambiar comportamientos, está el “contracondicionamiento”, esto es, provocar estímulos que provoquen respuestas contrarias, por incompatibles con las provocaciones generadas.

Nos encontramos con la exhibición de la manipulación, un fenómeno que por inexplicable y complejo, confunde, provocando una frustración que vivida hoy día, resulta la causa de un profundo malestar.

Mediante la observación, podemos advertir que casi nada de lo que contemplamos, resulta empíricamente aceptable, de forma que los acontecimientos van anulando nuestra la capacidad para proveernos de confianza, dejándonos aturdidos y en consecuencia desorientados para encontrar respuestas, congruentes.

Contemplemos algún ejemplo:

Los lideres sindicales, anuncian una huelga general para el día 29 de septiembre, que no será “para cambiar el gobierno”. La huelga general que se propone, al convocarse para nada, no precisa concretar propuestas y programa alternativo; sin debate conseguirá, sivilinamente lo contrario de lo que se presupone. El trabajador desconcertado pasará de incongruencias y ellos quedarán tan contentos, unos con sus ajustes y otros con sus subvenciones.

Desde el PP, Cospedal ni aclara ni propone, se limita a proponerse como defensora de los trabajadores, de esta forma como uno no puede creer, se calienta más contra sindicatos y gobierno, sintiéndose en un país de locos, en los que alguno picará el anzuelo de la provocación y la mentira. En este caso, resulta suficiente que el trabajador cabreado, no vote.

Más llamativa resulta la información que facilita el periodista Carlos Carnicero en su blog, sobre la relación entre el periodista Pedro J. Ramírez y el presidente ZP. Según parece han sido y son frecuentes los encuentros y llamadas entre estos señores, capaces de componer una relación de consulta-asesoría, entre quien gobierna España y quien cuida sus intereses y poderío social, con una ética digamos que dudosa

Parece que se aclara la maniobra; con la irritante teoría de la conspiración del 11M, mantenida desde el diario El Mundo como un ejercicio de complacencia para sus lectores de derechas, habidos de carnaza, P. J. Ramírez ha visto aumentan la tirada de su diario, pero al mismo tiempo lo irracional e irritante de la mentira, ha encontrado la adhesión en los opuestos como efecto de ese estimulo provocador.

Esto es; El Mundo vendiendo mentiras, la derecha comprándolas complaciente, la izquierda irritada y los señoriítos ZP y PJ, tan felices.

El paleto no tiene claro, si es a esto a lo que se refiere el cardenal Cañizares, cuando afirma que “el relativismo impide discernir entre el bien y el mal, cediendo ante las diversas formas de manipulación y corrupción. De forma que la democracia convertida en ideología deja la vida política al resultado azaroso de la lucha de intereses o de poder, y es culpable de las legislaciones europeas u occidentales respecto al aborto o eutanasia". A río revuelto todos quieren ganancias y justificaciones, para el portavoz de dios, poco sentido tiene la libertad y la democracia para el hombre, si entre unos y otros se bastan y sobran para manipularnos.

Con tantas escenas de matrimonio sin sexo no queda más remedio que revindicar el amor libre, y que nos quiten lo bailado.

10 comentarios:

  1. Tu entrada es interesante, amena e irónica; me ha gustado y la he disfrutado. Pero yo paso de todos estos personajes completamente, pero de ¡todos! Se terminó, no pienso dedicarles ni un minuto más de mi tiempo, bastante me han engañado, repito, ¡todos!
    El amor libre... pues sí, pero depende de lo que cada cual entienda por amor libre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Mercedes, supongo que el amor libre, es eso lo que cada uno entienda.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. En la Babel en que vivimos cualquier cosa es posible. Y si no hay unos y otros? Y si sólo hay matrimonios bien avenidos que intentan hacernos creer que se llevan mal?. Creo que vas por ahí, no? Al fin y al cabo todos ellos viven de lo mismo y sus intereses los cuidan de modo solidario. Periodismo y política, tal y como son ahora, no tienen más sentido. Un abrazo. A las personas no nos debe interesar.

    ResponderEliminar
  4. Pinto, no me extraña lo que dice Carnicero y tu narras. Lo de Zapatero desborda todo. No es santo de mi devoción soy socialista es el socialista desde hace muchos años. No es santo de mi devoción porque su única obsesión es retener el poder, si apoyo tesis sindicales y siguió por esa senda no es porque tuviese una mayor conciencia social que Solchaga o González, era otra cosa porque sabía que para seguir teniendo el poder no podía irritar a los sindicatos y con otra gente es lo mismo, trata de que nadie altere las aguas , su finalidad es seguir ahí.

    saludos,

    ResponderEliminar
  5. Irónica radiografía de tan irreal y paradójica situación. Feliz finde amigo.

    ResponderEliminar
  6. No es de ahora lo de José Pedro(en palabras de un periodista) y ZP.

    Pongamos que hablamos de la piscina que el periodista felón tiene en tierras ,creo que,mallorquinas.

    Cuando este tipo-periodista azota,arrea y da candela al Gobierno socialista más es el amor,incomprensible,con el presidente del Gobierno.

    No,no se entiende,que el incendario Ramírez,víctima de su avaricia económica se deje flirtear por Rodríguez Zapatero.

    Vivimos en la mentira y en el estarperlo político-mediático

    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Esto si que es indecencia:

    http://nohayquienvivaasi.blogspot.com/2010/06/indecente-1.html

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. muymuy bastante interesante... Me agradò de sobre manera leer esto, asi que creo que leere un poquitin màs y podrè en practica.

    Luego te contarè que resultò de mi experiencia!


    Besos.

    huevosrebueltos.blogspot.com
    mydirtybussiness@hotmail.com

    ResponderEliminar
  9. Es un país de que!? no lo entiendo de veras que hemos llegado a limites insospechados.
    Saludos
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  10. Vivimos ante una gran representación. Todo es teatro. Ni los que convocan huelga general se lo creen, sino que aparentan creérselo; ni los que critican al gobierno desde la prensa lo hacen por creer acertadas sus críticas, sino porque así venden más papel; ni la oposición política al gobierno lo hace porque el gobierno esté gestionando mal la crisis, sino porque quieren derribarlo para hacerse ellos con el poder; ni el gobierno cree que tiene el poder en sus manos, sino que aparenta tenerlo. UNA MAGNA REPRESENTACIÓN EN LA QUE NADIE ES LO QUE APARENTA SER.

    ResponderEliminar