sábado, 27 de febrero de 2010

La iglesia y el burdo engaño de dar voz a las mujeres


De las manifestaciones realizadas por el portavoz de la Conferencia Episcopal, en el sentido de apoyar cualquier iniciativa o acción “democrática y pacífica”, se podría pensar que la Iglesia está dispuesta a dignificar y democratizar la institución. Pero el día que la mujer pueda ser candidata y disponga del derecho a votar, para elegir y participar con sus propias decisiones, habrán cambiado los cimientos más rastreros de tan antiquísima institución.

En septiembre del año 2007, el portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, con el anuncio de que “la iglesia daría voz a los que no tienen voz”, afirmaba un cambio sin precedentes, en la manifestación de la moral y los principios éticos de una institución caracterizada en pleno siglo XXI, por el desprecio y desconsideración con el sexo femenino, pero esta promesa no era más que un burdo engaño, que queda en evidencia, al ver que se mantiene la misma postura, irrespetuosa e inaceptable, para quienes defienden la democracia, y el papel igualitario de la mujer dentro del marco de una sociedad occidental, moderna y avanzada.

Ya va siendo hora, piensa el paleto, de que la mujer sea respetada y pueda disfrutar de la dignidad que merece. Parece inconcebible que se consientan, por ejemplo, posturas como defender la natalidad, únicamente cuando se de en pareja. ¿El desprecio a las madres solteras, no manifiesta una clara y evidente discriminación respecto al varón, que tras una buena “corrida”, disfruta sanamente, contando a los amigos?.

Resulta curioso leer los comentarios de las plumas conservadoras, capaces de manifestarse en contra de la pena de prisión para las mujeres que han abortado, por considerar que se trata de una crueldad absoluta, al tiempo que proclaman inaceptable, que lo que ellos pretenden sea considerado delito, pase a ser un derecho que permita a las mujeres decidir.

Mientras, se evitan soluciones a la raíz del problema, censurando la educación sexual y divulgando que de nada sirve el preservativo para los africanos que no saben leer las instrucciones.

Algunos parecen felices tomando decisiones, mientras las mujeres, dedicadas a asear la iglesia, callan sumisas. Está claro es que en el supuesto de que llegara la democracia a la iglesia, el cargo de varones como el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino, y muchos obispos que revolotean por la vida, tendrían los días contados. No serian capaces de competir con cualquier mujer libre, en disposición de decidir como persona, sin sometimiento a los deseos de mentes tan manipuladoras como antidemocráticas , .

31 comentarios:

  1. Las religiones, todas, nos tienen marginadas desde siempre.

    ResponderEliminar
  2. Mariajesus, creo que lo triste es aceptarlo.
    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Es tan gordo,gordísimo lo que pasa en la iglesia católica que clama al cielo, a su cielo me refiero,antidemocrática, machista, fundamentalista......y este tal Camino se lleva la palma, a veces hasta me hace enrojecer las cosas que dice, dignas de un troglodita, por eso la igesia y el pueblo cada vez estan más separados, caminan en paralelo, no se van a encontrar nunca.Un abrazo Pinto.

    ResponderEliminar
  4. Hombre dado que el 66% de los creyentes practicantes que van a misa todos los domingos son mujeres, a lo mejor es que usted tiene muy poca idea de lo que habla. Y el derecho a decidir sobre la vida de otra persona no es un derecho, es una imposición, y el aborto JAMÁS será y se podrá hablar sobre él como podemos hablar del derecho a a la educación o más todavía del DERECHO A LA VIDA.

    ResponderEliminar
  5. Según la tradición cristiana había cuatro seguidores además de el buen ladrón acompañando a Jesús en su último momento: TRES ERAN MUJERES. LOS FARISEOS NO DEBEN OLVIDAR ESO. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Amigos "jóvenes en libertad" tenéis todo el derecho a defender la vida, pero ninguno a condenar: Jesús no condenaba, perdonaba ¿no lo sabían?

    ResponderEliminar
  7. m.eugènia creus-piqué, ciertamente caminan en paralelo con el pueblo y con la mujer, ni caminan ni la miran. Un abrazo

    Jóvenes en Libertad, gracias por pasar por este rincón y dejar vuestra opinión. Es importante conocer que el 66% de le los creyentes practicantes que van a misa los domingos son mujeres.
    Yo no presumo, simplemente comento. En este caso que en septiembre del año 2007, el portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, con el anuncio de que “la iglesia daría voz a los que no tienen voz”, y sinceramente pensaba que se refería a la mujer, que acudiendo a misa los domingos, según parece en un porcentaje tal alto, no tiene que se sepa representación alguna en la iglesia, donde todos los que tienen voz, son varones.

    Personalmente me encantan la libertad, pero siento que las chicas, tengan una libertad ... digamos que tan controlada que como digo en mi comentario, sean despreciadas, por ser madres solteras.
    A los jóvenes ¿esta posición de la iglesia parece bien?. . Pues yo quiero también libertad para las mujeres, pero solo si ellas quieren, claro.

    Saludos

    Mateosantamarta, no entiendo el motivo por el que cuesta respetar a las mujeres y tampoco que las mujeres no clamen respeto.
    Un abrazo.
    Alvaro Sánchez-Carnerero Gil-Ortega, está claro que coincidimos. Yo tampoco lo entiendo. Saludos

    ResponderEliminar
  8. Como institución, cada vez está más lejos de la gente.

    ResponderEliminar
  9. Cuantos abortos por culpa de la Iglesia a través de la historia.
    Cuanto sufrimiento en las mujeres que se entregaron al hombre que amaron y desoués de abandonarlas eran malditas por madres solteras.
    Cuantas mujeres no se han dedicado a la prostitución porque al quedarse embarazadas el novio las dejó y el padre las echó de casa.
    Cuantas mujeres habrán muerto porque les o se practicaron un aborto con las agujas de hacer calceta.
    ¿Hará La iglesia examen de conciencia alguna vez?
    ¿Tendríamos el valor de salir alguna vez a las calles con pancartas gritando ¡¡¡Iglesia examen de conciencia!!?
    Cuándo le pediremos cuentas a la iglesia por las atrocidades y el sufrimiento padecido por su culpa?
    A mi el Camino este es que me pone de los nervios.

    ¡Ay! Paleto mío.
    Pero qué bien me caes.

    ResponderEliminar
  10. Pedro, están tan lejos que tienen puesto el piloto automático y piensan que el presente está en los años 40.

    tecla, creo que de una manera u otra ya les estamos pidiendo cuentas, tu comentario lo demuestra.
    Saluds

    ResponderEliminar
  11. Y digo yo, no se supone que la Iglesia hace politica en el mas alla?, eso tenia entendido que su reino no era de este mundo.
    Salud

    ResponderEliminar
  12. Sin justificar la postura reaccionaria de la Iglesia, pienso que ésta no debe adaptarse a nosotros ni a nuestra escala moderna de valores, sino nosotros a ella si somos creyentes católicos. Si no los somos, no debemos darnos por aludidos ni influenciados por las opiniones de sus "funcionarios". Si uno quiere mujeres en las jerarquías de las iglesias, ahí tiene a las confesiones luteranas norteamericanas o escandinavas. La reforma protestante se hizo para algo, no hay que esperar que la católica cambie cuando ya fue reformada por Lutero, creando nuevas ramas cristianas, algunas más tolerantes y abiertas y adaptadas a los nuevos tiempos.

    ResponderEliminar
  13. Suscribo punto por punto tus opiniones sobre la Iglesia Católica. Es inconcebible que una organización humana excluya a la mitad del género humano por el simple hecho de no ser del sexo masculino, que la coloque en un plano de inferioridad. La Iglesia es, desde el punto de vista de una Constitución democrática, una organización ilegal, porque no contempla los mismos derechos para hombres y mujeres.

    ResponderEliminar
  14. elsantileon:
    Lo dices muy bien se trata de una postura reaccionaria, que pretende que las mujeres que nada quieren saber de sus trapicheos, no puedan ejercer derechos civiles respaldados por la mayoría del pueblo en el parlamento.

    Resumen, que hagan lo que quieran y dejen en paz y libertad al resto.
    Si quieren mandar en la población general, pues como que NO!.
    Bien dice Edu, politica en el más allá y aquí, que monten un partido
    AROBOS, a mi me parece que son una panda de mamarrachos a los que como decian antiguamente sus curas, de tanto amor propio, se han quedado sin neuronas.
    Un abrazo
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. La iglesia con su doctrina desfasada, no hará nada para cambiar.

    Fijaté la de siglos con lo mismo...

    ResponderEliminar
  16. No solo es un irrespeto por venir de una de las organizaciones más machistas que existen, sino por faltar a la inteligencia.

    ResponderEliminar
  17. Desde que vi una viñeta de cómo sería una entrevista entre Dios y el Papa. Había mil guardaespaldas, metralletas, walki talki, chalecos antibalas. Ese día, la poca fe que me quedaba, voló. Un beso.

    ResponderEliminar
  18. La iglesia siempre está marginando a la mujer.
    Por qué no se ocupará de los temas que emanan de sus sotanas rancias relacionados con la pedofilia , el encubrimiento de crímenes de lesa humanidad y la discriminación de marginados ?
    Se ocupa de lo que no se tiene que ocupar .
    Sus razonamientos son obsoletos, retrógrados y muestran a las claras un terrible grado de " involución" y de ignorancia !
    Se olvidan de las mujeres imprescindibles que pasaron por la historia.
    Los curas , además de cabrones , son muy necios.

    ResponderEliminar
  19. Gracias amigo, gracias simplemente por recordar en cada entrada cuales son nuestros pies...

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  20. Todas las iglesias son discriminatorias y excluyentes, cuando todos nos demos cuenta de este hecho, se acabarán esos grandes negocios que hacen de los mandatarios de las iglesias hombres muy poderosos y ricos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Para la iglesia la mujer es un ciudadano de segunda clase, solo es util para procrear.
    Si la mujeres tomaran conciencia de lo realmente representan para la iglesia, todas apostararían.
    Salud, República y Socialismo

    ResponderEliminar
  22. Magnifica entrada. Tienes toda la razón.
    Gracias al comentario, de Jóvenes en Libertad, me ha surgido una duda, como puede ser, que el 66% de los fieles de la Iglesia sean mujeres, y no se les permita, no ya gobernar la santa institución.... sino al menos poder participar en las decisiones, o por lo menos opinar...?
    Entiendo que en la Iglesia, ocurre como en muchas instituciones, quien ostenta el poder no quiere dejarlo. Y no cambia por que sin hacerlo aún tiene "su" poder, en España, por ejemplo, aún le pagamos el Diezmo (no se exactamente el nombre de las partidas que recibe...) por "tradición", y a la "Cúpula Eclesiástica" le va muy bien enarbolando la bandera de la tradición, no reparten el poder, no escuchan a más de la mitad de sus fieles, y siguen ganando dinero...
    La Iglesia, es el mayor anacronismo que existe, y se basa en principios que ya no pueden ser aceptables, debería de reformarse (Igual que otras muchas cosas) pero como suele ocurrir, quien puede reformarlo, es siempre quien más se beneficia de la situación actual...

    ResponderEliminar
  23. ¿El peor enemigo de la Iglesia? La propia iglesia...

    Afortunadamente hay iglesias que sí cumplen su papel de labor social, desafortunadamente son las menos.

    Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  24. Amigo Pinto, parece que a algunas mujeres les importa bien poco que se las utilize y engañe, pues eso es lo que hace la SANTA con ellas.

    Respeto por todas las religiones y opiniones, cosa que no hacen ellos y ellas ¡ya está bien! de tanta falsedad.

    No tienen futuro.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  25. Me apunto a tu crítica y la comparto. Afortunadamente sigue existiendo una brizna de pensamiento libre que debemos cuidar entre todos. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  26. He visto a monjas correr detras de los curas para dejarselo todo limpito,arreglado y pulcro.
    Para mi es otro tipo de exclavitud.
    Y para mi,que seguro que se montan orgías entre todos.

    ResponderEliminar
  27. No comprenden que lo que les esta vedado sea mucho mejor que ellos mismos por eso lo consideran inferior,si llegara la democracia a la institucion y con ello la igualdad seria su fin ya que esta se basa en el poder y el miedo,saludos.

    ResponderEliminar
  28. Wenas!! Desde luego mucho tendrá que llover para que la mujer adquiera libertad dentro de la Iglesia. Para ellos la mujer sigue siendo considerada como un "conejo", y lo digo tan literalmente, sólo sirve para criar hijos y cuidar al hombre, una perpectiva absolutamente machista.
    Personalmente, conozco varias mujeres metidas dentro del seno más podrido de la Iglesia (El Opus Die) y puedo decir que lo suyo es una falsa felicidad, creo que en el fondo se sienten infelices por el papel que tienen en su propia vida, siempre dirigidas por alguien.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  29. El objeto de la ley del Aborto no es el feto..., es la libertad de la mujer..., tratar de otorgarle por ley..., lo que la naturaleza le neg... libertad de decisión..., en definitiva... IGUALDAD de genero...
    Ya sabes..., nosotros los hombres..., lo tenemos muy facil..., hechamos el polvo y... tan felices..., a ellas..., teniamos la obligación moral de..., al menos..., dotarlas de cobertura legal para que puedan decidir con absoluta libertad...., asi lo veo yo...y asi lo han vistos nuestros legisladores...
    El feto..., en este caso..., no es el lex motiv..., si lo es la MUJER...

    ResponderEliminar
  30. Tiens razón. Las evidentes diferencias, en todos los aspectos, entre hombre y mujeres radican el la cultura católica que intenta mantener la iglesia.

    Buen fin de semana

    ResponderEliminar