viernes, 15 de enero de 2010

Munilla, un payaso para llorar











Reconozco que soy un afortunado al leer frecuentemente al Prefecto de la Sagrada Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, y Arzobispo Administrador Apostólico de la Archidiócesis de Toledo, Antonio Cañizares, este hombre no solo tiene las cosas claras, también las escribe y sus colegas de profesión más aventajados utilizan para iluminar y clarificar dudas si las hubiera.

“El peor de todos los males con certeza es no saber ya qué es moralmente bueno y qué es moralmente malo”, escribía el miércoles en su columna de La Razón el Arzobispo, clarividencia divina, sin lugar a dudas.

Esta trascendental reflexión uno la entiende fácilmente al escuchar al recién nombrado obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, asegurar, que "existen males mayores" que el que está sufriendo el pueblo de Haití tras el potente terremoto que ha asolado Puerto Príncipe. Para Munilla mucho peor que el dolor y el caos que viven en la isla caribeña, donde los muertos superan ya los 50.000, es "nuestra pobre situación espiritual y nuestra concepción materialista de la vida". Son dos defectos que caracterizan a nuestra sociedad, en opinión del obispo, y por los que "deberíamos llorar".

Se mire por donde se mire un circo sin payasos no es un circo, pueden faltar, leones, trapecistas, pero payasos, nunca. Lo que sucede es que los payasos del circo son personas que se disfrazan para ejercer su entrañable y edificante profesión, consistente en hacernos reír. El problema son los castratos espiritual y morales que se presentan permanentemente disfrazados, proponiendo lloros y lamentos, pero sin tener en cuenta la palabra de Jesucristo, fundador del cristianismo, “El mal no es lo que entra en la boca del hombre, sino lo que sale de ella”.

¿Alguien puede poner en duda escuchando al obispo Munilla que “El peor de todos los males con certeza es no saber ya qué es moralmente bueno y qué es moralmente malo”, como afirma Cañizares?.
Ilustración prestada de Forges.

48 comentarios:

  1. Me quito el sombrero. Inteligentísima y elaborada entrada que aroja mucha luz a tanta relatividad y vaciedad a las que estamos acostumbrados. Qué duda cabe que "el peor de todos los males, con certeza, es no saber qué es moralmente bueno y qué moralmente malo". Tanto es así, que me atrevería a decir que la catastrofé de Haití es una consecuencia de esta afirmación. De hecho, de haber tenido en cuenta la miseria y el peligro de seísmos de este pueblo antes de la catástrofe, ahora estaríamos hablando de una anécdota, como lo habría sido en Japón. Quiero decir que si hiciésemos un reparto de la riqueza del planeta desde la moral, Haití hubiese recibido la atención necesaria teniendo en cuenta su situación geográfica. Ahora bien, el daño ya está hecho, el dolor de los haitianos supera todo lo imaginable.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Si dios existiera esta catastrofe no la hubiera permitido y tantas otras , las permitiria an el Vaticano cuando estuvieran toda esta gentuza dentro conspirando con la pobreza del mundo para no avergonzarse de estos impresentables,pero como la ignorancia es libre siempre habra quien los justifique.

    ResponderEliminar
  3. Pinto:

    Quiero reivindicar a los payasos. Como bien señalas, los payasos han ejercido una labor encomiable a lo largo de la historia.

    Lo de Munilla no es, desde mi punto de vista, un payasada efectuada por un payaso. Es algo más, es todo un ejemplo de la caverna donde se aloja la colección del pensamiento católico-español (así considerado en binomio porque refleja algo que desde la edad media se viene manifestando como un binomio inseparable). En esa caverna, anida no solo un modo de entender la religión si no la vida.

    !Enterémonos de una vez¡ Esta vida es un valle de lágrimas, debemos de llorar, sufrir, tener luto, castigar la carne, el arte que no sea sacro merece ir al fuego, hay que vestir de sotana. Todos debemos de sufrir para de ese modo anhelar el cielo. Yo me quedo en el infierno no quiero su cielo, no quiero la crueldad que en todo momento destilan. Se quitaron la careta que tuvieron desde Juan XXIII. La iglesia nacional española sigue erre que erre en su labor de odio a todo lo que signifique vida.

    Lo de Munilla es una crueldad, como lo fue lo del arzobispo de Granada. Que sigan atendiendo sus oscuridades, que queden en la oscuridad, no merecen la pena que los medios nos muestren lo que son, no hace falta. Ya lo sabemos. No hay que dar cuartos al pregonero.

    ResponderEliminar
  4. Estos payasos han perdido la ética y la vergüenza.

    Es de una monstruosidad sin límites que nos muestra la verdadera faz de esta gentuza.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Mercedes, gracias por tu comentario tan certero. La ciencia permite anticipar con soluciones a los problemas cuando hay dinero e interés, pero al perro flaco todo son pulgas.

    Anónimo, me cuesta no contestar a un nombre o apodo, pero..., en un comentario anterior explicaba mis razones por las que el hombre es el creador de dios y no lo contrario.

    De existir dios, creo que se apartaría de catástrofes para los desfavorecidos y el Vaticano, la pena y la tristeza no es deseable para nadie.
    Gracias por pasar

    ResponderEliminar
  6. Miguel, comparto tu comentario que agradezco pues de eso se trata de sentir discrepancia y argumentos enriquecedores. Lo de los payasos que ciertamente admiro ha sido una referencia sentida al ver al obispo en una foto, con una apariencia ...disfraz, desfachatez, acompañada de una maldad propia de boca poseída, son así.

    Felipe, de esa manera se manifiestan y utilizan los medios de que disponen. Necesitan el miedo y la mentira ante la falta de verdades.
    Gracias por la aportación

    ResponderEliminar
  7. Este hombre debería estar quitando cadáveres en haití

    ResponderEliminar
  8. Pinto, también me gustaría que leyeses mi opinión en http://quemandoiglesias.blogspot.com/2010/01/jose-ignacio-munilla-el-despreciable.html

    Mil ojos desde Xiabre está recogiendo posts sobre el tema http://montexiabre.wordpress.com/2010/01/14/divinos-hijos-de-puta/

    ResponderEliminar
  9. Gracias por tu visita a mi blog y darme la oportunidad de pasarme por el tuyo.
    Anonadado me tiene el clero desde hace años. Crecí bajo su influencia y salté como un resorte cuando tuve conciencia de su incongruencia, hipocresía y cinismo.
    No tienen vergüenza los que defienden esta posición tan vil y cínica, desde esa verdad revelada por su Dios, que queda en entredicho y devaluada cuando suceden estas cosas. Lo curioso es que cuando la religión empezó a ayudar en Sudamérica con la teología de la liberación, surgieron cuatro obesos mórbidos, encapados en sus hábitos cargados de parafernalias anacrónicas, y se la cargaron. Esa oportunidad de desarrollo social no se le podía dar a una sociedad pobre y rebelde contra el sistema opresor que le habíamos exportado. No se podía cuestionar el estatus quo y llevar al pueblo la libertad para que luego pecaran…Era conveniente mantenerlos en la pobreza y el sufrimiento como carta de salvación eterna.
    De aquellos polvos recogemos estos lodos. La miseria engendra catástrofes por falta de recursos. Para colmo nos viene a dar lecciones de moral un sujeto inmoral, que hace estas comparaciones odiosas e irracionales…
    ¿Pero quien autoriza a este sujeto para hablar de moral desde esa perspectiva inmoral? Debe ser su dios, al que ha manipulado y tergiversado el mensaje…
    Anonadado, me tiene… y jugando con las palabras “ano na(ha) dado”. ¿Nos seguirán intentando dar por detrás? ¡¡¡Dios nos coja confesados!!! Munilla y los suyos son obispos sin alma…
    Un saludo afectuoso y perdona por mi extensión.

    ResponderEliminar
  10. S. No parece fácil que estos profesionales tan cualificados, estén en disposición de acudir a sitio alguno, donde puedan manchar o contagiar. Aunque cierto es que medios económicos tienen, para dar y tomar.
    Pero eso es otro tema
    Gracias por tu opinión

    Utópico, un fuerte abrazo

    Anna, leídas tus propuestas y comentadas. Gracias por dejar tu comentario en mi blog.

    Antonio, agradezco muy sinceramente tu valiosa aportación. Comentarios como los que van apareciendo son el principal motivo para animar a continuar esta experiencia. Uno siente compartir muchas cosas con más gente y eso reconforta. Si al mismo tiempo lo que uno siente, piensa y escribe es enriquecido con aportaciones tan notables, entiendo que quien se acerque a este rincón, tendrá más y valiosos motivos para pensar, comentar y volver.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  11. Gracias, “EL PINTO” por plasmar.
    Y aunque en ocasiones, a un@, le cuesta trabajo asimilar y criticar, considero que es muy importante, someter a CRITICA estos planteamientos y actitudes de los representantes de “DIOS en la tierra = a los curas”. Aunque me pregunto lo siguiente, ¿los que estamos de vuelta de esta situación, en realidad convenceremos a los que NO lo están?
    Es indiscutible que el Clero, y SU Santa Madre Iglesia, siempre se han mantenido y alimentado de la Ignorancia e incultura en general.
    Mi opinión, es que SOLO, un aumento y profundización de la cultura y formación de nuestras generaciones actuales y venideras, hará que estos Srs, predicadores de la Moral AJENA, (ellos bien pueden abusar de menores y otras lindezas en conventos y Iglesias para adentro) un dicho de mi abuelo” Hijo predicar NO es dar trigo” y otro, creo este es el mejor, aunque NO venga a cuento, el me decía “HIJO LOS CURAS O CASAOS O CAPAOS”.
    Perdona, EL PINTO, mi intrusión o desahogo en este tullo, pero es algo que me supera.
    Si lo publicas, GRACIAS y si no, pues lo publicare en el mío.
    Un abrazo PINTO.

    ResponderEliminar
  12. makistakis; publicado queda, claro y sencillo.

    ResponderEliminar
  13. Este tipo es una auténtico payaso, en el mal sentido de la palabra. Pero vamos, va muy en la línea de sus correligionarios, de su jefe, un tal Benedicto...

    Es una pena y una vergüenza la forma de actuar que tiene la iglesia en pleno siglo XXI, pero a mi, lo que más coraje me da, es la cantidad de gente que todavía se cree lo que dicen, van a misa, les da dinero...

    Cada vez son menos, es cierto, pero con que haya uno que les haga caso ya son demasiados.

    Un abrazo, buen post.

    P.D.: Mañana por la mañana publicaré en mi blog una exclusiva mundial, te recomiendo que estés atento.

    ResponderEliminar
  14. Pero bueno, ¿de que va todo esto, de criticar? Bien está que mantengamos firme nuestra actitud contra la hipocresía, la soberbia, la lujuria, codicia y demás pecados capitales que ellos nos enseñaron a no cometer y de los que son insignias. ¿Pero de que sirve a estas alturas seguir erre que erre con el tema? Si, para no olvidarnos del fracaso de nuestra escuela espiritual, pero hay que cambiar el chip. Hay que pensar el positivo, pensar en lo que hay por hacer.
    La mejor arma contra el enemigo es ignorarlo. No os preocupéis, sus fieles, son ya pocos y cada vez menos, cosa que también es lamentable, pero en otro sentido. ¡Hagamos el futuro pensado el él!
    Si no dedicamos nuestras fuerzas a pensar, imaginar, recrear el futuro que queremos, no lo tendremos.
    Esos carcas están ya caducados y los medios son los que los mantienen vivos. Olvidémoslos y hagamos el futuro como quisiéramos que fuera nuestro presente.

    Ya sé, estoy loco, pero es lo que me sale dentro.

    ResponderEliminar
  15. Payasos por todos lados, y de los malos, de los que van disfrazados de "no payasos". Así vamos.

    ResponderEliminar
  16. Por favor, quítales el título de payasos, porque no se lo merecen. Son unos charlatanes de palabras huecas que esconden una falsa moral, una siempre doble vara de medir.

    ResponderEliminar
  17. Lo que sucede es que los payasos del circo son personas que se disfrazan para ejercer su entrañable y edificante profesión, consistente en hacernos reír. El problema son los castratos espiritual y morales que se presentan permanentemente disfrazados
    Añado y cargados de malicia.

    ResponderEliminar
  18. Las "santas palabras" de un ser que los mismos caciques de la iglesia ha puesto como obispo no dejan lugar a dudas, cada vez tienen mas fundidas las luces.
    Porque este tipo de comparaciones aparte de estar fuera de lugar, no dejan de ser surrealistas y payasas.
    Pero que podemos esperar de esta panda, que sigue pensando que el espíritu es mas importante ante una desgracia.
    Ellos mismos se encargan de que cada vez mas,se les repudie.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  19. El dia que pidan perdón por haber sido los padrinos de la guerra civil española y de la represion posterior, podrán optar a saber donde está la moral, mientras tanto, tienen una espesa venda que les cubre los ojos.

    ResponderEliminar
  20. Menos mal que hay quien le echa un cable a uno para, como es el caso, pueda encontrarse con una inteligente reflexión y con comentarios no menos jugosos. Digo esto porque no dejaste en mi página enlace a tu blog y desde tu perfil tampoco se puede al no ser éste accesible.

    No voy a discutir sobre el acierto o desacierto de usar la palabra "payaso". Si seguimos con la analogía, ocurre que sus gracias llegan aún a mucha gente y esa gente las aplaude y ríe.

    ResponderEliminar
  21. a palabras necias oidos sordos, que diga lo que diga munilla ya hay muchos que están abriendo los ojos

    ResponderEliminar
  22. Supongo que para la religión, basada en dogmas, en pastores ideológicos y rediles sin salida:
    “El peor de todos los males con certeza es no saber ya qué es moralmente bueno y qué es moralmente malo”
    Es algo simplemente consecuente, porque las dudas llevan a las preguntas y las preguntas al razonamiento y el razonamiento al fin de la religión.
    La religión no está preparada para el razonamiento, por eso se ha calzado como un guante las dictaduras.
    Cualquier cosa menos disidentes, cualquier cosa menos razonar.
    Lo curioso es que las respuestas están en la propia biblia, en el nuevo testamento:
    -No juzguéis y no sereis juzgados.
    -A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César.
    -Es mas fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre en el reino de los cielos.
    -El que se halle libre de pecado que tire la primera piedra.
    -Las citas sobre los hipócritas: no me caben.
    -Las bienaventuranzas: la antítesis del apego al poder.

    Cuando uno lee estas cosas no puede menos que preguntarse: ¿Que es lo que ha perdido la iglesia: la fe o la vergüenza?

    ResponderEliminar
  23. A mí me hacen gracia dos cosas : La 1ª, es que la opinión pública y los medios sigan dándole importancia a lo que diga o deje de decir un representante de una religión, como si su opinión fuera representativa o influyente de algún modo.
    La 2ª, que el relativismo que tanto odian los de la curia vaticana, ya se ha instalado en las opiniones de la jerarquía, lo cual no deja de tener su gracia. El laicismo anda por el país convirtiéndose en religión, y el catolicismo transformándose en corriente de opinión, anda que no hay quien los entienda..

    ResponderEliminar
  24. No me compare a esta gente con la noble profesion de payaso,estos elementos nos acercan mas al llanto que a la risa,saludos.

    ResponderEliminar
  25. En qué manos está la vida de las personas...

    ResponderEliminar
  26. Repito, para dejar claro que no comparo con los payasos:
    Lo que sucede es que los payasos del circo son personas que se disfrazan para ejercer su entrañable y edificante profesión, consistente en hacernos reír. El problema son los castratos espiritual y morales que se presentan permanentemente disfrazados, proponiendo lloros y lamentos, pero sin tener en cuenta la palabra de Jesucristo, fundador del cristianismo, “El mal no es lo que entra en la boca del hombre, sino lo que sale de ella”.
    Me irritan los malos imitadores, que caminan permanentemente disfrazados. Ver la foto que he incorporado y que inspiró el post.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Yo pienso que una sociedad que permite que exista un infierno en la tierra como es Haiti es una sociedad moralmente muerta, sin conciencia. Yo he estado en ese infierno. Un país sin bosques (que se han esquilmado para sobrevivir) donde reina la ley del machete...con un tirano en el gobierno ( en el aeropuerto el primero para huir) ...Hace 5 años cuando estuve no habia terremoto, pero era zona catastrofica, zona 0 que ningun pais tenia interes en reconstruir. Ningun presidente, vice, actor, asociacion etc..nadie. Si hay monjas tengo que ecir sobre el terreno. Es triste que la tierra se mueva, que se trague a millones de personas para que movamos la vista a este rincon del mundo...Haiti ha sufrido un terremoto, un mal mas a añadir a la cadena de catastrofes que lleva sufriendo y, nosotros, España y el resto del mundo sufrimos un terremoto silente de falta de conciencia...Somos solidarios de fin de semana, en el tiempo que nos queda libre entre el carrefour y el spa.

    ResponderEliminar
  28. Cuando no se conoce a una persona...¡Qué fácil es hablar, hablar y decir, sólo por haber oído o leído palabras tergiversadas que no se han dicho!
    Habría que tener algo más de cuidado.Escuchar y leer con más atención de fuentes fidedignas. Su pueblo entero, y los lugares por dónde ha ido pasando, que han sido muchos, lo adora. Será por algo, digo yo.
    Os aseguro que no es ningún payaso. Es, absolutamente todo lo contrario. Os lo aseguro.

    ResponderEliminar
  29. Veo una foto en el ABC de hoy en la que las manos de una religiosa y una damnificada se agarran de las respetivas muñecas en el Hospital de la Paz de Puerto Príncipe. La veo como a una persona de bien, ni Margarita ni Lucero, no se conoce a quien obedece si tiene que hacerlo, está dando ejemplo, donde tiene y siente que tiene que estar. Tiene toda la pinta de no hacer ni decir cosas falsas para conquistar parcelas de poder. ¿Si tuviera alguna posibilidad de decir misa, ser obispo/a, cardenal o papa, la mujer dejaría de ser lo que es y lo que parece asumir será?. En este caso estoy convencido de que no, rotundamente, esa mujer tiene vocación y amor al prójimo, como otros muchos, hombres y mujeres que decidieron acercarse a la necesidad humana.

    Nos encontramos con una sociedad maldita sin lugar a dudas, históricamente perversa, opresión desde el poder y miseria para los humildes. Es aquí donde nace el dilema, ¿se debe salvar el alma de los individuos? , o ¿podemos pensar en sustituir el régimen capitalista por otro nuevo, como sucediera cuando el capitalismo sustituyo al régimen feudal?.
    Personalmente apuesto por la necesidad de transformar la condición social.

    Capuchino de Silos, agradezco sinceramente tu comentario. Creo que uno dice lo que dice, nadie manipula cuando se puede escuchar la grabación del testimonio, que el mismo se ha encargado de matizar y rectificar.
    En cualquier caso creo que el dilema lo refiero en la respuesta a Sol. ¿Prioridad para salvar el alma? o ¿medidas para mejorar la condición humana, aquí en la tierra donde parece que no tenemos remedio?.

    El hombre y la mujer no dejamos de ser seres sociales, en los que hombres y mujeres indistintamente ejercen su papel civil en democracia, eligiendo a sus representante, lástima que la solidaridad espiritual del Vaticano, discrimene aún hoy a la mujer.

    ResponderEliminar
  30. Estimado Pinto.."La monja Presentación López Vivar, del Instituto Sant Josep de Girona, ha resultado herida de gravedad en Rutshuru (República Democrática del Congo) a causa de la explosión de una bomba, que ha obligado a los médicos a amputarle ambas piernas, ha informado Obras Misionales Pontificias"...hasta aqui la noticia, pero despues viene lo que ella cuenta. Dice que quiere volver, que es feliz sirviendo a Dios en guinea, que no tiene miedo porque Dios la protege...Hay actitudes de las personas que no se pueden explicar ...ella se realiza a traves de Dios...
    lo de la Iglesia y la mujer estoy de acuerdo. pero la Iglesia tiene sus normas. la iglesia no ha evolucionado mucho, pero si algo. Lo que me choca que todo este esfuerzo que hacen los medioos para recalcar las desigualdades de la Iglesia no se apliquen tambien en poner la lupa en lo que el Islam supone, no solo para la mujer, para los gays, para el mundo occidental en general...Paises donde se practica la albacion, lapidacion, carcel para homosexuales, los imanes en ESPAÑA!!!! recomendando como pegar correctivamente a la mujer...y nosotros??? ¨que si Munilla dice esto¨¨que si el matiz no es este¨-....no es todo una locura? SOL

    ResponderEliminar
  31. En mi opinión si esas monjas fueran sacerdotes con derecho de oficiar misa, obispos,... seguirían estando preocupadas por las personas y sus carencias terrenales, pues son buena gente. Otras no tienen interés en un cambio a mejor de la sociedad en general y la mujer en particular, sean de la doctrina que sean.
    Una pregunta si me permite, ¿un razonamiento tan responsble y educado, tiene sentido que se esconda en el anonimato?.

    ResponderEliminar
  32. Estimado Pinto, no era anonimo, lo he firmado, lo que pasa es que estaba fuera de mi perfil y por no perder tiempo y tener que salir de mi cuenta personal y acceder a traves de la de mi blog he firmado sin más ¨sol¨¨( la del barrizal)
    Si, yo tambien estoy de acuerdo en que las mujeres podian oficiar misa..sin menoscabos..
    Un saludo

    ResponderEliminar
  33. Hola Pinto
    Soy bombero profesional sabes...?
    Yo le preguntaría a este elemento dos cosas:
    Está el acostumbrado a ver a diario miles de muertos? Y;
    Si cree el que mis compañeros bomberos allí desplazados a trabajar voluntariamente lo han hecho por "nuestra pobre situación espiritual y nuestra concepción materialista de la vida" como el dice.
    Lástima
    Un saludo

    ResponderEliminar
  34. Este principe eclesial ha metido el báculo hasta el fondo.
    Que torpeza vaticana.

    Saludos blasianos.

    ResponderEliminar
  35. Discrepo, me parece que todos saben diferenciar perfectamente lo que es bueno y lo que no, lo que sucede es que tienen grandes impedimentos para optar por lo justo, primero estan sus ansias de poder y de riqueza, su gran ego y luego están las sobras, la caridad para los demás, y está comprobado que eso no es suficiente.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  36. Magnífica entrada, Pinto, que demuestra que los "príncipes de la iglesia" ya no son lo que eran y que, al decir lo que piensan, se retratan como lo que verdaderamente son: vestigios de un pasado a quienes les da igual el sufrimiento humano siempre que se mantenga vigente el estado de cosas que les permita a ellos seguir viviendo del cuento.
    Saludos

    ResponderEliminar
  37. Interesante tema que me hizo acordar de un cuento escrito por Augusto Roa Bastos en su libro "El trueno entre las hojas", titulado "El viejo señor Obispo". Abrazos.

    ResponderEliminar
  38. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  39. Este es otro de la escuela de Benedicto XVI, recordad sus palabras sobre el SIDA en Africa, o las del arzobispo de Granada, que no sólo las ratificaba, sino que añadía peores de su propia cosecha.
    Si es que se pueden contar con los dedos de una mano a los que le puedes decir ¡ Dios te guarde!.
    Ante estas cosas yo siempre deseo lo mismo, ser la Reina de Corazones del País de las Maravillas:
    ¡ Que le corten la cabeza !

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  40. Creo que no se trata tanto de payasos. Sería más apropiado hablar de fariseos y de hipócritas. La iglesia católica se olvida tantas veces de la Justicia y de la Solidaridad -me refiero a alguna iglesia católica, pues otra parte va de la mano de la Caridad y el Evangelio-. Un saludo

    ResponderEliminar
  41. No sé si leeras mi comentario. Estreno un blog y me he tropezado contigo, no me digas cómo. Y lo primero que leo es algo que he escrito en otro lugar, sino lo mismo, algo muy similar. Así que estamos de acuerdo.

    El Papa estaba muy adecuado, desde su digna imagen de buena vida y satisfacción personal, el otro día, animando a los fieles y los no tan fieles a que fuéramos generosos con los pobrecitos de Tahití. Tal vez un gesto por su parte al estilo de Las Sandalias del Pescador, haría milagros.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  42. En esta entrada se explica mejor la imbecibilidad supina de este hombre. Pocas cosas hay ya que me sorprendan de la ¿santa madre? iglesia; pero este caso ha sido excesivo ¿cómo se puede tener la caradura de comparar semejante tragedia con que la gente vaya menos a misa? Llorar por nuestro espíritu no va a ayudar ni a Haití, ni a nadie. Este hombre ha sacado los pies del tiesto y, como no, tarde o temprano, se excusará en la "perversa tergiversación y malinterpretación" de los perversos anticristianos. Deberían aprender a pensar antes de hablar y a hablar pensando en lo que dicen.

    Por cierto, ¿la iglesia ha hecho ya algo por Haiti? Y no me refiero a ONG´s vinculadas con la misma, si no a Rouco, Cañizares y toda esta gente ¿han hecho algo?

    ResponderEliminar
  43. Con posterioridad a este comentario, hemos podido contemplar la defensa del obispo realizada por los columnistas y medios compañeros de almas y pasiones.

    "Los católicos son súbditos del papa y prisioneros de un sistema eclesiástico, clerical, en el que se esclaviza a las conciencias, y las relaciones del alma con Dios parecen previstas y controladas", decía Yves Congar OP (1937). Así es la vida.

    A todos los que habeis dejado vuestro comentario y a quienes habeis pasado por el post. Muchas gracias

    ResponderEliminar
  44. Cada vez que el clero se expresa pone en evidencia su perfil deshumanizado y su vena de vileza.
    Declaraciones peligrosas para la sociedad.
    Es obvio que no distinguir entre el bien y el mal , no reconocer los límites de la ética pueden provocar aberrantes episodios .
    Típico de los eclesiáticos : Jamás se comprometen con las angustias de los desposeídos ni con las injusticias porque ellos viven en una burbuja pendientes de temas menores .
    Un referente del más absoluto individualismo.
    Haití necesita ayuda inmediata , contante y sonante . No plegarias vanas ni interpretaciones sin sentido.
    Las palabras de este cura , necio y obtuso, causan repulsión.

    ResponderEliminar
  45. pido que no se actue con demagogia; el cardenal pronunció esa frase haciendo referencia a que lo de haití es un desastre natural ante el que poco se puede hacer; y dejó cñaro que lo que padece nuestra sociedad es una falta de valores!

    ResponderEliminar