jueves, 3 de diciembre de 2009

Te recuerdo Víctor Jara










Víctor Jara hijo de humildes campesinos, fue tomado como prisionero por militares chilenos en la Universidad Técnica del Estado, donde trabajaba, y permanecía junto a 600 estudiantes y profesores defendiendo el Gobierno de Allende.

Según testimonios presénciales, el 15 de septiembre de 1973 en el estadio de Chile que en la actualidad lleva su nombre, un oficial del Ejército jugando a la ruleta rusa disparó en la cabeza al cantautor a corta distancia, tras lo cual se dio la orden de acribillarlo con ráfagas de disparos.

Cinco meses y medio después de la exhumación de sus restos, para tratar de clarificar las circunstancias de su muerte y establecer la autoría material de su asesinato, el informe final de la autopsia realiza por un equipo de especialistas del Servicio Médico Legal (SML) confirmaron que la causa de muerte del cantautor Víctor Jara se produjo por múltiples heridas traumáticas de proyectil - más de 30- en el cráneo, tórax, abdomen, piernas y brazos. El informe no determina qué bala fue la que le originó la muerte.

Seguramente de haber sido un yunque no hubiera recibido tanto golpe, innecesario incluso cuando se dispara con pólvora ajena.
Pero ahora al tiempo que se constata lo difícil que resulta a la derecha defender los derechos humanos y la democracia, uno siente que este crimen político no es únicamente obra de unos militares traidores, capaces de ejecutar la mayor felonía que puede cometer una persona uniformada. Detrás está el rostro de la vileza, el retrato de la peor condición humana, manipulando vida y sociedad desde su situación y ejercicio de poderosos.
En el año 2001, Estados Unidos dio a conocer miles de documentos secretos relacionados con las operaciones encubiertas de su Agencia Central de Inteligencia (CIA) en Chile, antes y durante el régimen militar de Augusto Pinochet.

Entre los 16.000 documentos desclasificados, estaba un memorando de la CIA que confirmó que Estados Unidos, financió intentos para desestabilizar al gobierno democráticamente electo del socialista Salvador Allende.

el 16 de septiembre de 1973, cinco días después del golpe, Henry Kissinger negaría ante el Senado que EE.UU. estuviera vinculado al golpe encabezado por el general Augusto Pinochet, pero los documentos descatalogados, contemplan un documento que podría definirse como prueba contundente. La trascripción de una conversación telefónica divulgada por el Archivo de Seguridad Nacional, de la Universidad George Washington, pone de manifiesto que la administración de Nixon contribuyó directamente a crear un clima favorable que hizo posible el golpe militar del 11 de septiembre de 1973.

Fragmento del diálogo:
Kissinger: Hola.
Nixon: Hola, Henry.
Kissinger: Sr. Presidente.
Nixon: ¿Dónde estás? ¿En Nueva York?
Kissinger: No, estoy en Washington, trabajando.
Nixon: Muy bien. ¿Algo nuevo de importancia por allá?
Kissinger: Nada de gran importancia. La cosa en Chile se sigue consolidando y por supuesto los periódicos se están desangrando porque ha sido derrocado un gobierno pro-comunista.
Nixon: ¿No es increíble? ¿No es increíble?
Kissinger: Quiero decir, en lugar de celebrar... en el período de Eisenhower seríamos héroes.
Nixon: Bueno no lo hicimos, como sabes, nuestra mano no se muestra en este caso.
Kissinger: Nosotros no lo hicimos. Quiero decir, los ayudamos...a crear las condiciones de la mejor forma posible.
Nixon: Correcto. Y ese será el juego que haremos. Pero, oye, en lo que respecta a la gente, déjame decirte que no van a creer la mierda que dicen los liberales sobre este caso.
Kissinger: Absolutamente no.
Nixon: Ellos saben que es un gobierno pro-comunista. Y así es.
Kissinger: Exacto. Y pro-Castro.
Nixon: Bueno, lo principal era... olvidémonos de lo pro-comunista. Era un gobierno absolutamente anti-estadounidense.

Laureado con un Premio Nobel de la Paz en 1973, Henry Kissinger trabajó para varias administraciones norteamericanas, desde Kennedy, Johnson, Nixon a Ford, en algunos de los más tumultuosos años en la política de Estados Unidos.

El investigador británico Christopher Hitchens ha publicado un libro con una recopilación de evidencias que señalan a Kissinger como un criminal de guerra implicado, entre otras cosas, en:

· la prolongación de la guerra de Vietnam (tras descarrilar las conversaciones de paz de París en 1968).
· haber sido el promotor de los bombardeos de 1969 contra Camboya (600 mil muertes) y Laos (350 mil).
· el asesinato de 500 mil personas en Bangladesh, en 1971, tras el golpe de Estado del general Yahya Khan, armado y bendecido por Estados Unidos.
· la masacre de más de 200 mil personas en Timor Oriental a manos del ejército de Indonesia en 1975.

Desde hoy jueves día 3 de diciembre, una vez entregados a sus familiares los restos del que sin lugar a duda es uno de los artistas chilenos más universales, el pueblo rendirá un homenaje para despedir a Víctor Jara. Durante el velatorio se contemplará un programa cultural con música, danza y lecturas de poesía, que terminará con su traslado final al Cementerio General de Santiago, donde será sepultado el próximo sábado día 5.

Mientras Víctor descansará en su paz merecida, el premio Nóbel de la Paz, Henry Kissinger, tendrá que permanecer oculto sin poder salir de Estados Unidos, para evitar que sea juzgada su condición de “hijo de puta”.

El paleto se suma a este homenaje y manifiesta que se conformaría con que se le exigiera a Henry Kissinger la devolución de ese premio Nóbel tan denigrado.

13 comentarios:

  1. Un merecido homenaje a un gran hombre como fue Víctor Jara, me sumo a la exigencia para que Kissinger devuelva ese inmerecido Nobel de la PAZ.
    Hace poco, por el 20N y con motivo del club de las canciones, colgué un video de ska-p con una canción que le dedicaron http://lacomunidad.elpais.com/tara-merlin/2009/11/20/el-club-las-canciones-fascismo-

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Merecido homenaje a Víctor y bien por el repaso de quien era Kissinger

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Kissingir todavía, creo, que anda por ahí. Los noruegos se cubrieron de gloria dando a este tipo el Nobel igual que a Beguin. No entiendo como determinada gente que tambien lo ha obtenido y de modo merecido acepten estar en esa compañía.

    A veces, me da la sensación de que vivimos una farsa, hay cosas que nos parecen guay, progres, solidarios y siempre hay una sombra negra que proyectamos. Demasiado filosófico.

    Supongo que los dineros que dan por el premio algo tendrá que ver.

    Viví aquella época; Violeta Parra, Quilapayún, Victor Jara ( en mi ciudad hay una buena librería que se llama así ) era la banda sonora de nuestra vida esperando el final de la dictadura.

    saludos,

    ResponderEliminar
  4. Me uno a tu homenaje y comparto totalmente tu opinión. Víctor Jara forma parte de mi juventud, de aquella transición a la democracia que nos trajo letras y autores hasta entonces prohibidos.
    Respecto al Nobel de la Paz, hace tiempo que perdió su prestigio, una lastima para un galardón cargado de historia y renombre. Es intolerable que compartan este premio nombres merecedores de tal honor con personajes de semejante calaña.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Me sumo a tu bien traído relato.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Mi homenaje a Víctor Jara y a Chile. En cuanto a Kissinger, lo de criminal contra la humanidad le viene de lejos pues debe tener un pasado como criminal nazi en europa.
    Estupenda entrada.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Me gustaria recomendar un libro "Soberanos e intervenidos" donde se aclaran muchos de estos asuntos

    ResponderEliminar
  8. da escalofríos... sigo sin comprender la barbarie,

    biquiños,

    ResponderEliminar
  9. Una excelente crónica. Felicitaciones. Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. El premio nobel de la paz debería haber sido para Victor Jara. Estuve leyendo su última canción que escribió cuando estaba en el cautiverio que lo llevó luego a la muerte.El titulo es "Estadio Chile". Cuando ya se lo llevaban para matarlo, alcanzó a dejarle las dos hojas escritas a otro prisionero Boris Navia, quien hizo dos copias, que las entregó a un estudiante y a un médico que se les daría la libertad, mientras que el original se lo guardó en la suela de su zapato.Como dice la canción: "...sin importarles nada/La sangre para ellos son medallas/La matanza es un acto de heroismo/ ¿es éste el mundo que creastes, Dios Mío..."-
    Saludos desde la Patagonia.

    ResponderEliminar
  11. Mira desde hace mucho tiempo siento reverencia casi enfermiza por este hombre maltratado, vejado, golpeado, violado y finalmente asesinado. Me acuerdo que de pequeño leí en una revista que sus guardianes le destrozaron las manos a culatazos para que no pudiera volver a tocar. Me quedé pensativo y en mi inocente niñez no podía concebir que alguien machacara las manos a otra persona solo para evitar que cantara...¿Porqué?. si cantar no es malo...

    Pobre Victor Jara y tantos que como él pero sin su nombre hoy solo son recordados por sus familias. Pobre humanidad esta la que premia a verdugos y los ensalza para convertirlos en referentes para generaciones venideras.

    Simplemente mi buen amigo Paleto, así nos va¡¡¡

    ResponderEliminar
  12. Excelente artículo!
    Otro premio Nobel de la Paz equivocado : el de Kissinger.
    Si hubiera tenido altura moral y dignidad lo hubiese rechazado porque no lo merecía.

    Víctor Jara continúa vigente en la memoria colectiva de los que andamos tras la justicia, la verdad , la reivindicación de los " nadies" ... los "ninguneados "... los humillados y ofendidos de la tierra.
    No pudieron acallar su voz y su poesía ... por éso renace permanentemente.
    Nuestros corazones y tu homenaje le otorgan el auténtico Premio de la PAZ , de la DIGNIDAD , la VALENTÍA y el HEROÍSMO!!!

    ResponderEliminar
  13. Tantas verdades cantadas le hacen siempre presente, así es Victor Jara.

    ...

    Vientos del pueblo me llaman
    vientos del pueblo me llevan
    me esparcen el corazón
    y me aventan la garganta.

    Así cantará el poeta
    mientras el alma me suene
    por los caminos del pueblo
    desde ahora y para siempre.

    Victor Jara ( 1973)


    Un saludo para ti.
    ( Me falta tiempo para todo lo que quiero leer y disfrutar, pero mejor tarde que nunca.)

    ResponderEliminar