martes, 1 de diciembre de 2009

La vida tras una cámara de fotos.


Fernando Fernán-Gómez, escribía artículos de opinión, curiosamente en el diario La Razón, siempre en página impar a la derecha, no era para menos.

Contaba en una ocasión como un adolescente buscando palabras en el diccionario, sin que él se diera cuenta, resultó que le había atrapado.

“El chico empezó a navegar por aquel océano de palabras. Entre las que con las que empiezan con la letra “A” encontró “amanecer” y cerca encontró “amor” casi le pareció un libro poético. ... Se sintió satisfecho y siguió volando la mirada sobre el océano de palabras,.. se encontró con “liberal”, “liberalidad” y “libertad”, y allí se detuvo.

Supo que libertad es la facultad del hombre para elegir su propia línea de conducta. Y también la facultad de obrar de una manera o de otra, y de no obrar. Y es la condición del que no es esclavo o no está preso. Supo también que existen las libertades públicas: conjunto de libertades reconocidas a los individuos y a los grupos frente al estado: libertad de opinión, religiosa, de enseñanza, de prensa, de expresión, de reunión, de asociación, etc. Libertad de pensamiento: derecho que tiene cada uno de sostener y proponer sus propias ideas”.

Como ese joven, recordando el artículo e imaginándole he cogido el diccionario y me he fijado en la palabra “amor”, llamando la atención la locución coloquial en “amor y compaña” que no es otra cosa que “en amistad y buena compañía”.

Así gustaría iniciar este camino, “en amistad y buena compañía”, la que seguro iré compartiendo con quienes navegando encuentren y decidan detenerse en este espacio que comienza con una imagen curiosa por su sencillez...
Puedes conocer la nueva página y leer el texto completo en:
http://lavidaymisfotos.blogspot.com/

5 comentarios:

  1. En tuj otro blog no me deja comentar, no sale la opción Nombre/URL.
    En cualquier caso te quiera decir que es una bonita historia y la perra es guapísima.
    Besitos para Roma y un abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta. No sabía que F.F. Gómez publicara en La Razón. A mi me pareció siempre una persona libre. Usó su libertad como mejor le vino en gana que es la forma de ser libre. Él como Gila otro amante de la libertad utlizaron por mucho tiempo su propia libertad en un mundo en el que solo el empleo de esa palabra podría llevarte a la cárcel. Cuando llegó la izquierda, ellos siguieron siendo libres, se situaron al margen de una influencia, la del poder, que sea de derecha o de izquierda todo lo fagocita. Muy buen post.

    saludos

    ResponderEliminar
  3. Ahora mismo voy a ver tu nuevo blog que ya enlacé ayer. Creo que te reportará muchas satisfacciones, ya verás porque se nota que tú quieres a la cámara y la cámara te quiere a ti.

    Biquiños,

    ResponderEliminar
  4. Genial el post y simpática la foto...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena y mucha suerte en esa nueva aventura. Cada vez que hacemos una foto, prestamos nuestra mirada.

    Carpe Diem

    ResponderEliminar