jueves, 17 de diciembre de 2009

Coces tabernarias, “mierdas”, “miserables” y tal vez “hijoputas”.

Recuerdo que una noche en la que compartía tertulia con amigos en un bar, sentados tranquilamente como suele decirse, arreglando el mundo, un personaje codo en barra, llamaba nuestra atención con una frase contundente: “ le voy a pegar una patada en los cojones, que le voy a arrancar la cabeza de cuajo. No sé si me explico”. “Es que el que nace hijo de puta se muere hijo de puta, aunque su madre no sea una puta”, contestaba su contertuliano.

Filosofía pura, comente, asomando al espectáculo. Así es la vida, comentarios propios de quienes pasan la noche enjuagándose la boca con alcohol, en una taberna de pueblo.

Uno pensando que las palabras gruesas son propias de tipos de pueblo, calentitos por los grados de alcohol, y las coces de asnos maltratados, y resulta que la realidad podría haber tenido lugar en una taberna de la capital, con su piano y tan pija. “Me dieron una patada por la espalda y me levantaron tres cuartas del suelo”, relata Hermann Tertsch. Columnista de ABC y presentador de “Diario de la noche” de Tele Madrid, quien aclara que “el ataque fue obra de profesionales”.

Mientras la policía aclara la situación vivida y padecida por el periodista, la lideresa Esperanza Aguirre, presidenta de la comunidad autonoma de Madrid, pone nombre al culpable: el Gran Woyming.

A partir de aquí los medios de comunicación y la tropa de colegas con afinidad ideológica, toman el testigo para arremeter en cascada contra el “culpable”, pero no contra el supuesto matón de tasca, a este ni se le conoce por el momento, a pesar de que según parece había camareros y clientes, que bien podrían aclarar el suceso como testigos.

Encontrado el filón, los culpables crecen como setas, un tal ZP, responsable de todo lo malo que se mueve; también se apunta a los empresarios de “la Sexta” que contratan al tal Wyoming, “con Andrés Montes no sucedió lo mismo, vaya por Dios”, escribe un tal Ussía, con experiencia contrastada en manipulación informativa.

De este columnista, recuerdo un artículo denigrando a Fernando Delgado publicado en el diario La Razón, en el que llamaba a Fernando Delgado "mierda", "miserable" o "hijoputa".

Alfredo Urdaci atribuía a Fernando Delgado un comentario supuestamente realizado en su programa de la cadena SER. La mentira que Urdaci tuvo que retirar de su libro, la utilizaría Ussía, sin confirmar, en un claro ejemplo de ejercicio periodístico, para injuriar.
La denuncia de Fernando Degado permitiría a la justicia poner las cosas en su sitio, pero el ejemplar estilo del descendiente del conde de los Gaitanes continua, todo un ejemplo a seguir, por lo que el diario La Razón, donde publica sus opiniones, convoca un premio con su nombre.

Ahora curiosamente en declaraciones a ABC, publicadas el martes día 15, desde el hospital donde está ingresado, Hermann Tertsch aclara que “no hay ninguna vinculación entre el ataque que he sufrido y el montaje de La Sexta, puede ser que haya alguien al que le caigo muy mal”.

Después de la que han montado, con lo fácil que hubiera sido aclarar el suceso desde el primer momento y evitar tanto a la presidenta de la Comunidad como a sus colegas del periodismo, conociendo las formas y maneras de la tropa, el ridículo de especular sin reparos sobre una película que ni han visto, y sobre la que siquiera se han molestado en preguntar al protagonista.

El paleto opina que un premio con esas Razones, está dotado inevitablemente de la “mierda”, “miserable” tal vez de “hijoputa”, característica de la gentecilla de bien y algunos columnistas para los que todo vale.

Digamos que para nobleza, la de los asnos y su mirada .

22 comentarios:

  1. Todo este lío viene a demostrar la catadura moral de quien precisamente suele tener todo el día la moral en la boca. Dime de que presumes...

    Carpe DIem

    ResponderEliminar
  2. Esta es la hipocresía moral de la gente de bien y de los correctos.
    Gente de bien que se pierde en la noche de los tiempos ahogando la querencia franquista en vasos colmados de aguardiente.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Eso me parecen, profesionales ejemplares.
    Un ferte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Estas gebntecillas de bien como tu dices nunca tuvieron reparos en señalar con el dedo,saludos.

    ResponderEliminar
  5. tu te expresas muy bien, de eso estoy segura pero yo estoy desconectada de la política y todo esto me ha sonado a chino.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  6. Tienes mucha razón en todo lo que dices, me uno al grupo compañeros, pero lo de la nobleza de los asnos y su mirada, merece un capítulo aparte, todo un poema!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Mariani, lo de la nobleza contempla un doble sentido, prefiero la de los asnos que la de los nobles o ilustres de nacimiento, siempre sin generalizar pero en este caso espero esté claro.
    Noble:
    Del lat. nobĭlis).
    1. adj. Preclaro, ilustre, generoso.
    2. adj. Principal en cualquier línea; excelente o aventajado en ella.
    3. adj. Dicho de una persona o de sus parientes: Que por su ilustre nacimiento o por concesión del soberano posee algún título del reino. U. t. c. s.
    Un abrazo.

    Aldabra, se trata de un incidente ocurrido en Madrid. El protagonista en vez de aclarar deja que sus colegas criminalicen una elea de bar, como si se tratara de un atentado a la libertad de expresión.
    El tema aquí llama la atención por la postura entre otros de la Presidenta de la Comunidad. Cosas de la gentecilla de bien, como resalta Severino el sordo.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Efectivamente hemos presenciado un espectáculo muy esclarecedor en cuando al respeto que tienen algunos por la verdad y de como con un buen puñado de medios de comunicación se puede tergiversar una historia ( de borrachos en este caso) para ajustarla a mis pretensiones, por muy mezquinas que estas sean

    ResponderEliminar
  9. El otro día los vi en la tele hablando de wyoming.La verdad es que me pregunté:¿realmente he oido wyoming?¿están todos locos?y decidí apagar la tele.
    Total, para oir burradas...

    ResponderEliminar
  10. la prensa y televisión en estos años ha perdido todo norte y sur... total lo único que les interesa es crear polémica y convertir cualquier noticia o suceso en un especial de Salvame Deluxe... lo penoso es que seguimos consumiendo este tipo de noticias y comportamientos.
    Me ha gustado lo de la la nobleza y mirada de asnos que me ha recordado a Platero y Yo :-)

    ResponderEliminar
  11. Desde luego, mucho más noble cualquier pollino que estos asnos de la política.
    Gracias por la visita a mi blog.

    ResponderEliminar
  12. Lo triste es que no se trata de politicos, son profesionales de la información. Antes se estudiaba periodismo ahora; "CIENCIAS DE LA INFORMACIÓN".
    Pues los profesionales incluido el de una V pública, no tiene reparos para utilizar su pelea rastrera, para montar un victimismo cutre. Todo en lugar de aclarar que es lo que corresponde.
    Menda, Adrianos, S, Utopico, Graciasy un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  13. Bueno Pinto me paso para desearte personalmente unas felices navidades junto a los tuyos!!

    Dejando esta vez a un lado a los políticos y sus barbaries.

    Besos amigo

    ResponderEliminar
  14. Cuando veo al gran Wayoming en su programa, no se me cae la sonrisa de la cara hasta que no termina.
    Si un pueblo pierde el sentido del humor, está condenado a la trascendencia eterna...y eso duele.
    Muy bueno tu enfoque, muy bueno.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Lamentable la forma de sacar partido a un triste incidente, por que hasta que la lideresa abrió la boca era eso, solo un triste incidente.

    Se acercan días complicados para mi, no por nada, si no por exceso de trabajo, así es que por si acaso no me da tiempo quiero desearte lo mejor para ti y los tuyos, ¡Felices Fiestas!.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  16. SALUDOS! GRACIAS POR COMPARTIR, CUALQUIER COSA ESTAMOS DISPUESTOS A POSTEAR Y HERMANARNOS, SALUD!

    ResponderEliminar
  17. Hola a todos, me siento bienvenido a este tu espacio que dicho sea de paso de "paleto" tiene bien poco.
    Es difícil ordenar las palabras de una manera tan clara y precisa como lo relatas en esta entrada. Me siento identificado con todo lo expuesto.
    Como riojano os comento un detalle de esta misma semana. Un Consejero del Gobierno de La Rioja de nombre Emilio del Rio ha sido pescado en la autopista hacia Zaragoza a 200 por hora con su chofer de copiloto alegando tener prisa en coger el AVE y su chofer negarse en superar la velocidad permitida. Pues bien, a esta información la prensa regional le ha dado un carazter demencial atribuyendole al infraztor poco menos que orgulloso por pilotar un vehículo a esas velocidades. Lamentable, eso sí como lo denominamos "mierdas, hijos de putas, ..."

    Salud y Progreso

    ResponderEliminar
  18. Yo te entendí perfectamente El Pinto, precisamente quise corroborar lo que tu decías, por eso dije "merece un capítulo aparte", o sea, mención especial!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Marianì, parece que fui yo quien no entendí su sarcasmo, en cualquier caso, doble refuerzo sobre noblezas, y para ti un beso agradecido por pasar y aclarar.
    Cuzcurriteños? os espero nuevamente en nuevos comentarios.
    Valqauiria, un placer encontrarte compartiendo como debe ser.
    laMar, calma en lo posible, el trabajo es solo eso. Besos
    María con humor y con cariño como tu tratas mi comentarios, mis mejores deseos en estos días y siempre.
    lisebe, gracias por la felicitación más allá de los políticos cierto que esta la buena gente.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Pinto, eso pertenece a l alógica del "actuar sin complejos" tan propio de esa gente. Actuar sin complejos es el ir adelante con "su verdad" sin tapujos, caiga quien caiga. Eso les permite proponer y ejecutar las mayores barbaridades en política, siguiendo el catecismo de los neocons al que se ha sumado el catecismo de los que siempre. ese actuar sin complejos es poner su deseo por delante de la verdad y de lo que conviene a la mayoría.

    Una vez desmontado el instalche y descubierta la verdad objetiva, nada importa por que de lo que se trataba era adecuar la hipotética realidad a su mensaje.

    Lo de Aminetu es culpa de los socialistas, el Sahara lo entregaron los socialistas, de la crisis tenemos la culpa los trabajadores y lo del periodista obedece al clima creado. Es el mensaje, nada mas que el mensaje. Siempre queda algo. Sin rubor, sin desmentir cuando la verdad se ilumina.

    saludos,

    ResponderEliminar
  21. (Por cierto, Ciencias de la Información, es la mejor carrera del mundo mundial. He dicho).
    ; )

    ResponderEliminar