miércoles, 7 de octubre de 2009

Retrato de Gallardón

Resulta curioso que mientras desde la derecha mediática afín al PP se le hace una radiografía delatadora, para reprochar una gestión faraónica que trata de que paguen los ciudadanos, la izquierda se empeña en defenderle. Desde su partido callan para evitar hacer publicas sus contradicciones, al mismo tiempo que él subiendo impuestos, hace lo mismo que critican al gobierno.

Ahora salen a relucir los 600 millones de euros gastados en la candidatura de Madrid 2016, junto a la deuda de 8.000 millones, el 155% de lo que ingresa el Ayuntamiento de la capital. Al parecer las líneas de crédito de la banca apenas dan para hacer frente a las nóminas y los gastos de primera necesidad, por lo que aparece la nueva tasa de residuos urbanos, la recogida de basuras, que desapareciera años atrás al incluirse dentro del impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).

Parece claro el motivo de su nueva batalla por el control de Caja Madrid. De hacerse con el poder su compañera Esperanza Aguirre, podría ponerle en serias dificultades, ahogándole los prestamos. De la mano de su presidente Miguel Blesa, contará con la colaboración de Caja Madrid, para capear los problemas económicos y seguir planificando un futuro acorde a su ambición faraónica.

Mientras se retiran los intérpretes del lenguaje de signos que ayudaban a los usuarios con discapacidad auditiva en las bibliotecas municipales; Vázquez Montalbán de Tetuán, José Hierro de San Blas, Pablo Neruda de Ciudad Lineal, Francisco Ayala de Vicálvaro y en La Chata de Carabanchel. El horario de atención era de 17 a 20 horas de lunes a viernes.

Totalmente al margen de la defensa de unos y las críticas de otros, (cuanto pesa el imperio Polanco), recuerdo una anécdota del alcalde con Tim Tobbins, el actor se encontraba en Madrid a mediados de enero del 2007, para presentar y promocionar la película “Atrapa el fuego”. Al comparecer en la sesión de fotos que tenia prevista realizar en solitario, aparecería sin que nadie contara con su presencia Alberto Ruiz-Gallardón, para posar junto al actor.

Robbins no dudaría en retratar de forma contundente al alcalde: “Mi intención era apoyar el festival, no salir en fotos con políticos de derecha. Siento que me han utilizado”. “Es curioso que un alcalde pueda hacer el esfuerzo de venir a hacerse una foto con un actor norteamericano pero no lo haga para unirse a la ciudadanía en una manifestación”, apuntó el actor en referencia a la ausencia de Alberto Ruiz-Gallardón, en la marcha en contra de ETA celebrada en Madrid.

Efectivamente, mientras miles de personas habían salido a la calle en Madrid para reclamar “unidad para derrotar al terrorismo”, tras el irracional atentado de la T-4 de Barajas que terminara con las vidas de los trabajadores ecuatorianos, Alonso Palate y Diego Armando Estacio, Alberto Ruiz-Gallardón, quien en movilizaciones similares se había sumado como primer edil de la capital no aparecería en la concentración, los manifestantes les dedicaron la frase “No está aquí el alcalde de Madrid”.

El paleto recuerda una reunión de trabajo con responsables del semanario Época, medio de comunicación de la derecha, que esta semana apunta detalles sobre el parque donde pueden verse las hijas de Zapatero en sus ratos libres. Al salir en la conversación el entonces presidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, reían con regocijo mientras ponían a caldo. Pura hipocresía pues eso sí, “en vísperas electorales le preparamos una portada con la entrevista correspondiente, pues los votos son los votos”.

Como bien diría el actor americano, Gallardón es de derechas, y como tal actúa, con una retórica sibilina que trata de camuflarse como los camaleones, pero que contempla un único y evidente plan para su beneficio personal.

Un pelota junto a Aznar en la guerra ilegal de Irak, que hasta el Papa Juan Pablo II condenara, aún no se le ha escuchado critica alguna en relación a el caso Gürtel, que según pasan los días tiene mucha más tela que cortar que la de simples trajes, y tampoco sobre las insensateces permanentes de sus colegas con eso de la persecución al PP, aún siendo Manuel Cobo, compañero de partido y Vicealcalde del Ayuntamiento de Madrid, uno de los espiados, según dicen, por espontáneos presuntamente contratados por la Comunidad de Esperanza Aguirre.
Gallardón no ha estado ni se le espera junto al pueblo, pero de la mano de la amiguita que disertara sobre el resultado de la suma de una pera y una manzana, Ana Botella, seguirá ganando elecciones con el voto definido de la derecha y el de otras víctimas retratadas por sus radares. Está claro que el señorito Gallardón no se moja ni con agua, e indudablemente son las fotos lo que le pone.

9 comentarios:

  1. No conocia la anécdota la Tim Robbins, pero desde luego lo clavó.

    Carpe Diem

    ResponderEliminar
  2. Buen post, repleto de anecdotas y sucesos que nos retrata adecuadamente al personaje.

    Lo cierto es que Gallardón a los que son de fuera de Madrid les da otro aspecto: "Derecha civilizada tirando a centrismo".

    Sin duda es de los que mejor puede engañar a los centristas y a la izquierda que no conoce el "meollo" de su gestión.

    saludos,

    ResponderEliminar
  3. Gallardon quiere huir de la alcaldía para no tener que gestionar la deuda que está generando.

    ResponderEliminar
  4. me pierdo en estos vericuetos pero ahora tiene un marronazo encima y un montón de deudas públicas.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  5. Las deudas al final las pagan los madrileños, lo que se traduce en:

    - Recortes en gastos publicos.
    - Subidas de impuestos.
    - Multas de trafico (mas y de mayor cuantia).
    - Mas zonas de aparcamiento de pago.
    - Posibilidad de que se privaticen instituciones o empresas publicas para obtener liquidez.

    "Vien" por Gallardon.

    ResponderEliminar
  6. Me gusta tu blog, y con tu permiso te sigo y te enlazo.
    La entrada de Gallardon...chapeau, y la anecdota de Tim Robbins te ha quedado muy apropiada.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. el alcalde de Madrid es un tipo peculiar, incluso diría que peligroso para muchos. Con 28 añitos escasos tenía aprobada la oposición a fiscal del estado (casi ná), vamos, que no da puntada sin hilo. y como muy bien dices, se "retrata" ...hasta con actores.
    Sigue así.

    ResponderEliminar
  8. dos ejemplos más de desfachatez municipal: en la biblioteca local buenavista, reducen el horario de 9 a 2 porque no tienen personal para cubrir una baja medica. en el solar de la calle alcántara,ya con licencia municipal para construir un parque, una piscina publica, biblioteca y demas equipamientos para el barrio, no se hace por falta de fondos. me alegro de que madrid no se haya llevado los JJ.OO., rebelión ciudadana contra Gallardón por el impuesto de la basura y el reciclaje, entre otras cosas.gallardón sólo se defiende a sí mismo.salpicado por el caso Marbella, perdonado por el SOE.Y Espe aún peor, vaya tropa nos gobierna.Y Tomás Gómez pactando en Caja Madrid, será pánfilo.Todos pringados y la población indefensa.

    ResponderEliminar
  9. Gallardón es más que un personaje, manda por correo sin información previa un impuesto a los ciudadanos sin el menor síntoma de vergüenza.
    Gracias por vuestra aportación, es lo que alimenta este espacio.
    Saludos

    ResponderEliminar