domingo, 18 de octubre de 2009

Ágora, el lado oscuro del Cristianismo. (1)

Con razón Jesús Trillo Figueroa termina su articulo publicado sobre Ágora con un contundente: “Todo esto huele excesivamente a podrido”. Se entiende que el autor quiere dejar claro que huele mal, como no podría ser de otra manera para el olfato de quienes conviven con la mentira putrefacta.

En un post anterior
: La ciencia gran drama de la iglesia comentaba que no es dios quien crea al hombre sino la mente humana quien crea la figura de dios. Ahora la película de Alejandro Amenábar basada en la figura de Hipatia, pone los pelos como escarpias tanto a la cúpula de la machista doctrina Cristiana como a sus fieles fanáticos que ponen al descubierto sus vergüenzas, mostrando que la historia para su iglesia católica, es otro gran enemigo.

La película de Amenábar, interesante tanto por el guión como la realización, está ambientada en el siglo IV, en Egipto bajo el dominio del Imperio Romano, se inspira en hechos reales mostrados a través de la matemática y astrónoma Hipatia y su lucha por salvar la sabiduría del mundo antiguo guardada en la biblioteca de la ciudad de Alejandría.

El paleto opina que se trata de una película realizada con un mimo y una sensibilidad que se percibe en cada uno de sus planos. Muchas de sus escenas, principalmente las que contemplan la relación de Hipatia con sus alumnos o las reflexiones mediante las que va analizando el fondo de sus pensamientos, son realmente brillantes y en muchos casos emotivas.

El relato transcurre en momentos históricos importantes que van conformando el origen y desarrollo del cristianismo actual: En (391 d.C) un decreto del Emperador Teodosio prohibía las religiones no cristianas, consideradas paganas. Fue entonces cuando Teófilo (Obispo de Alejandría de 385 a 412 d.C.) destruyó el Serapeum y la Biblioteca Hija por ser la casa de la doctrina pagana. Los estudiosos sobrevivieron otra generación hasta el asesinato de Hipatia de Alejandría en 415 d.C, que según fuentes contemporáneas, sería arrastrada y desollada por el carro de una chusma de monjes que odiaban todo lo pagano.

Sobre la película y la historia que nos cuenta Amenábar, el señor Trillo en su artículo, niega la mayor: “lo malo de la trama de Ágora es que todo lo que cuenta es mentira de principio a fin”, pero para justificar esta aseveración realiza un ejercicio tan ridículo y contradictorio que el solito se deja en evidencia: “Hipatia no fue asesinada siendo una joven tan hermosa como Rachel Weisz, sino que murió en el año 415 y tenía 61”.

Increíble, este señor Trillo puede jugar con las palabras como quiera pero como la verdad no tiene remedio, lo cierto es que murió asesinada, es posible que no fuera tan bella, no hay constancia de esto, pues no se conoce foto alguna de la filosofa Hipatia para comparar con Rachel Weisz.

Con relación a la edad esta claro que el asesinato de Hipatia sucedió en el año 415, pero existen divergencias entre los expertos sobre la fecha de nacimiento. Las propuestas oscilan entre el 355 y el 370 d.C. de forma que la edad en que fuera asesinada es una suposición. En cualquier caso resulta complicado interpretar el pensamiento que desea transmitirnos el señor Trillo, si está suficientemente clara y demostrada la certeza de la historia y el personaje, ¿es posible que la perversidad del asesinato pueda condicionarse a la edad y belleza del eliminado?, ¿Que decir de esos católicos que así piensan o realizan esa sibilina insinuación?. Manda huevos que decía su hermano.

Otro aspectos clave para el señor Trillo es la figura de San Cirilo de Alejandría, sobre quien dice: “Cirilo consiguió que se convocase un concilio en Éfeso, puesto que era el lugar donde vivió sus últimos años la Virgen María, y logró que la Iglesia declarase el primer dogma mariano de la historia: María Madre de Dios. Hasta aquel momento nadie en la historia había conseguido colocar a un ser humano mujer por encima de cualquier hombre”.

Es cierto que ni en Grecia ni en Roma la mujer era libre ya que se encontraba sometida a la tutela del padre o del marido, pero pretender justificar el papel de la mujer en la iglesia del pasado y el presente, convirtiendo un acto natural y fundamental de la vida como es la maternidad de la mujer, ligándole con algo metafísicamente incompatible como es la virginidad, resulta simplemente una propuesta ridícula e innecesaria. Hacer de la virginidad un dogma de fe para continuar manteniendo a la mujer apartada de la toma de decisiones de la iglesia, resulta incomprensible y vejatorio.

Una mujer libre no debería tolerar ser utilizada por una cúpula dirigente, sin tener voz ni voto en la toma de decisiones que afectan, al igual que a los hombres como persona. Dejarse utilizar sin cuestionar dogmas, formulados por hombres sin otra pretensión que dominar mediante el ejercicio del poder, convierten a la mujer en simple bulto para contabilizar en convocatorias fanáticas.

Jesús Trillo posiblemente sin pretenderlo, deja claro que la historia es un peligro para la doctrina Cristiana. Los hombres, representantes del poder político aliados con los religiosos, proclaman los dogmas de fe que permiten articular y gestionar la religión como arma para ejercer el control de la sociedad. Luego si hay que destruir el legado cultural, bendecir tanques y aniquilar a las personas, se hace en nombre de Dios y no pasa nada.

Recordemos que el cristianismo si bien surge con Jesús y es difundido inicialmente por sus apóstoles, no aparecería como religión formal hasta el año 325 d.C. gracias al edicto de Milán que formula durante el Concilio de Nicea, Constantino el Grande, el cual creyente de Mitra y con el deseo de conseguir la tranquilidad en su reino, no dudó en aprovechar la ocasión para fusionar ambas doctrinas y conformar una religión única. En este concilio se determinan las directrices de la doctrina cristiana, se aprueban los textos bíblicos y se censuran documentos apócrifos, se seleccionan los evangelios y se determinan los contenidos y dogmas de la Iglesia Católica, Así nació el Cristianismo tal y como lo conocemos hoy, con Jesús convertido en Dios, segunda persona de la Santísima Trinidad y Redentor de los hombres, la estructura clerical, y la mayoría de los dogmas y creencias.

A partir de ese momento, el Cristianismo iría desplazando al Mitraismo hasta convertirse en la única religión oficial del imperio. El Mitraismo prohibido oficialmente en el año 391 d.C, sería proscrito por edicto imperial de Teodosio (379-394) y perseguido a muerte, de forma que en pocos años sus libros serian quemados y sus templos derribados, por lo que no es extraño que hoy sea difícil encontrar un libro sobre esta religión.

Sobre las coincidencias existentes entre estas dos religiones, Mitraismo y Cristianismo, lógicas al haberse creado una sobre los fundamentos de la otra, tratará el post que publicaré el próximo jueves día 22.

25 comentarios:

  1. A través del blog de mi querida Aldabra, veo un comentario tuyo en el que anunciabas la publicación de esta entrada. Estoy de acuerdo con tu enfoque. Te invito a ver mi serie de entradas sobre la película: http://laacequia.blogspot.com/search/label/Ágora
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. ¡No dejes pal jueves lo que puedes hacer mañana mismo!! :D

    Este esperpento de religión que se sacó de la manga pablo de tarso hundió en la miseria intelectual a la humanidad durante 1000 años. Sus fanáticos aún se defienden como gato panza arriba (no hay más que oir la COPE) cuando la Historia les muestra la perra realidad. ¡Todo es mentira, Hipatia no existió, ellos han sido los conservadores y transmisores del Saber, qué habríamos hecho sin ellos....¡Se me ocurren un montón de cosas!!

    Ea, el jueves estaré puntual por aquí

    Saludako!!

    ResponderEliminar
  3. Estupenda lección de historia, la de Amenábar con su película y la tuya con tu entrada.Gracias por hacerte seguidor de tu blog. Espero seguir siendo digno de tu interés.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Vamos, que como siempre y para no variar...ellos son los buenos, y los que tienen toda la razon y el resto....¿¿¿somos mentirosos, ladrones, asesinos, ateos, malos, feos y gilipollas????.
    Pues como hoy no estoy de muy mal humor, paso de esta chusma de ladrones de mentes, de tergiversadores de la historia, de inventores de cuentos increibles, y de adoradores de algo que no se ha demostrado que exista.
    Salud y felicidad

    ResponderEliminar
  5. Las ciencias siempre seran el mayor enemigo de las religiones pues estas se preguntan un porque,y en su respueta puedenacabar con todos sus dogmas,si se les dejara incluso actualmente tendriamos cientos de Hipatias,tenia previsto acudir a ver la pelicula el sabado despues de leer tu entrada ire con mas ganas,saludos.

    ResponderEliminar
  6. No había tenido ningún interés por la película -me declaro no asistente a los cines, tampoco veo Tv... poca, hasta que mi profesora de Grecia Antigua y antes de Mesopotamia y Egipto, nos habló de ella el miércoles pasado al finalizar la clase.
    Había quedado encantada con la peli, el tratamiento dado a los hechos le pareció realmente bueno. Es más, confesó que lloró durante su visionado, confirmando la diferencia entre narrar hechos y explicarlos a verlos en imágenes -pese a que sepampos que no son reales pero , en este caso, Sí lo Fueron Antes, en el sigloIV-.
    Veo unos cuantos de mis admirados por aquí. Ha sido todo un gusto leer tu trabajo sobre Ágora ¡tendré que verla!
    Saludos. PAQUITA

    ResponderEliminar
  7. Excelente post!!!! Da vergüenza ajena leer o escuchar ciertas cosas a veces y la altura e inteligencia de tu respuesta, da gusto!!
    También me alegra encontrar por aquí y por allí a mucha gente que se ha emocionado y conmovido con Ágora. Gracias por comentar en mi blog!!!

    ResponderEliminar
  8. vengo a desearte buenas noches, ahora ya es tarde para leerte pero vendré y te comentaré.

    biquiños y buena semana.

    ResponderEliminar
  9. Ah, te recomiendo que visites a Pedro, en La Acequia, te gustará comparar opiniones. Con Pedro estamos siguiendo la lectura colectiva de "El Quijote", con mucha paciencia y tesón nos da unas clases de literatura magistrales, como si fuésemos los alumnos de su universidad.

    biquiños y ya me voy.

    ResponderEliminar
  10. El fanatismo, hijo del miedo, comenzó ya a ser utilizado por el poder desde la existencia del primer hechicero. La dependencia misma de cualquier religión de la fe en claves que parece que sólo pueden descifrar unos cuantos ha sido, es, y puede que sea, el mayor peligro para la humanidad, al impedir que sea la razón y el respeto a los derechos humanos quienes rigan nuestra historia.

    Carpe Diem

    ResponderEliminar
  11. Gracias por tu visita y tu comentario.
    Después de leerte, y ver los comentarios que te han dejado, me convenzo de que la película ha conseguido el objetivo que seguro ha pretendido el director: hacer que las mentes reflexionen sobre el fanatismo religioso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Lo bueno de la película es que muestra la locura de la religión. Como el fanatismo acaba con la cultura y años de investigación, es muy triste.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Desde mi punto de vista, poco importa que Hipatia existiese o no, que fuera jóven a su muerte o tuviese 61 años. Que tiene Trillo Figueroa contra esa edad? Si, jode más la muerte jóven que la de los mayores y eso como sabe Trillo gana mas adeptos a la causa de la victima jóven.

    En realidad una lectura histórica del tema comentado nada añade. La realidad es otra, lo importante es otra cosa: El exterminio de la razón, de las luces que siempre ha significado el extremismo religioso; protestante (salem), calvinista(servet), islámico (budas de afganistán y millones de barbaridades mas casi todas desconocidas), y el que mas nos ha tocado sufrir en este país o conjunto de países desde hace 1400 años. La religión, cualquiera que sea, es un instrumento que se suele emplear para reprimir y para evitar el progreso de la humanidad. Amenabar señala este aspecto en su película y con eso nos tenemos que quedar.

    ResponderEliminar
  14. He aquí un buen ensayo sobre Hipatia que arroja mucha luz sobre esta figura histórica; y pone de paso en entredicho lo que nos cuenta Amenábar con sus 50 millones de 'razones'...:
    Teclead en Google "Las mil muertes de Hipatia".

    ResponderEliminar
  15. Fui a ver la película ayer y comparto muchas de tus reflexiones, unos de los acicates para ir a verla fue las acusaciones de ir contra el cristianismo a Amenábar, ver para poder juzgar.
    No conozco al tal Trillo ese (con ese apellido...) pero a algunos siempre les han gustado manipular la historia, mentir para pensar que tienen razón.

    Las religiones siempre han preferido al fanatismo y la ignorancia al saber y a la ciencia.

    Seguiré visitando tu blog y te invito a conocer el mío, un saludo.

    http://elhombredemusgo-elloboestepario.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  16. y digo yo ¿porque los católicos no viven y dejan vivir?

    Amenábar hizo una película como quiso y como le pareció mejor y no hay más. Es un creador y el que no esté de acuerdo o que no le guste pues que no la vea y asunto concluído.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  17. ¿Tan mal te parece que la gente opine de películas o de lo que quiera en los foros de Internet? ¿Qué clase de inquietud te producen las opiniones distintas a la tuya que no sea lo que va diciendo Amenábar que condena con su película?
    Ah, y gracias por permitirme no ir a ver "Ágora". Qué gusto da haberte pillado en un día misericordioso.
    P. d.: ¿Tengo que despedirme ahora, por cierto, diciendo "Ave César" o también me lo perdonas porque un día es un día...?

    ResponderEliminar
  18. Fíjate que hasta tu Anónimo puedes opinar libremente, faltaría más. Sinceramente no producen inquietud alguna las opiniones discrepantes, me asusta que la edad y la belleza tangan que ver a la hora de validar un asesinato, ¿de que otra manera se podría defender el derecho a la vida?. Puedes dedicarte a ir donde y como te plazca, tranquilamente que estás en un país libre, en el que puedes elegir a tu Cesar.
    Por cierto, ¿ has leído el comentario?.
    Salud y buenas noches

    ResponderEliminar
  19. Hola buenos días, me han hablado muy bien de la película y pienso ir a verla,me gusta Amenábar y sus películas. Saludos.

    ResponderEliminar
  20. muy buena y acertada crítica. ver también :

    www.cinemagenevieve.blogspot.com. gracias

    ResponderEliminar
  21. Esta película me ha encantado, simplemente, este tío es un genio.
    Las religiones solo sirven para alejarnos unos de otros, de malmirar al que está al lado tan solo por tener otras ideas, otras creencias. Desde siglos en la historia de las religiones, éstas tan solo han servido para crear una guerra tras otra. ¡Qué poder para movilizar masas para unos mezquinos planes! ¡Venga ya! y luego dice... "Amarás a tu prójimo como a ti mismo" si, ya lo veo.

    ResponderEliminar
  22. El problema es que los talibanes cristianos se toman como una ofensa personal cualquier cosa que vaya contra los radicalismos y las opresiones. Y claro, se defienden atacando.
    Si no, que se lo digan a Ley Bassy. Porque toda esa gente que le ataca, debería ver su obra, y darse cuenta que es más respetuosa con sus creencias que ellos mismos... porque vaya imagen que dan ellos mismos de sí.

    ResponderEliminar
  23. Ya veo que mi amigo pedro ojeda, te invita a la lectura de su magnífica serie sobre esta genial película...

    De todas formas (y a mi me encantó), tiene ciertos toques de veracidad y lo contrario, pero realmente que es la verdad??? la tuya ?? la mia???...cierto que está basada en hechos reales...como no podía ser de otra forma si nos atenenmos a la personalidad de Amenábar...

    Solo que da por hecho: que el asesinato lo hicieron los parabolanos, que San Cirilo encargó el asesinato.... paraece ser que la asesinó una turba de de exaltados...pero no los parabolanos (estos no eran fanáticoas como los pintan)...aunque se atañe a Cirilo, solo porque él tenía muchas divergencias con el poder (y a mi no me extraña que lo hubise hecho)no hay pruebas...y lo que si parece es que Hipatia ya era cristinana cuando la mataron...en fin esto se puede maniupular desde el punto de vista que se quiera...ah¡¡¡ y no fueron los católicos...fueron los cristianos...

    Un saludo...amigo: gracias por tu visita

    ResponderEliminar
  24. Antes de leer tu entrada ya tenía ganas de ver Agora. Amenábar me parece un genio que cuida al máximo todos los flecos de su obra, y la figura de Hipatia es única.
    A mi lo que me resulta más curioso (y sin embargo es a lo que estamos más acostumbrados) es que siempre que sale una película, un libro o algo que viene a trastocar los cimientos de la sacrosanta iglesia católica, salen como defensores de la misma personajillos tipo Trillo y no un representante con peso del clero, no, hasta que no se ha echado suficiente barro y mierda sobre la obra cuestionada. Siempre se sienten atacados, no dejan ni un mínimo espacio para que cada cual elija libremente lo que quiera o no creerse. Y luego se suben al púlpito y hablan sobre el libre albedrío.
    En fin, menos mal que no solo existen los lacayos fanáticos.

    ResponderEliminar
  25. Es un auténtico peliculón. A mí me encantó. Lástima que no este hecha la miel para boca de burros, así como que pueda haber mentes tan perversas que vean esta película como un peligro a su adoctrinamiento contínuo. Sigo sin comprender como un Estado laico siga permitiendo que los libros de Religión Católica solo recojan capítulos del Cristianismo tan concretos como los titulados "los cristianos éramos perseguidos" y den de lado a estos. En pleno siglo XXI y aún así manipulando mentes. Vergonzoso e indignante.

    ResponderEliminar